Decretan prisión preventiva para Keiko Fujimori

Unete a nuestro grupo de WhatsApp! AQUÍ

La líder opositora de Perú, Keiko Fujimori, vivió un “miércoles negro” este último día de octubre, cuando la justicia le dictó tres años de prisión preventiva por el caso de presuntos aportes ilegales de la empresa brasileña Odebrecht a su campaña, en las elecciones de 2011.

Keiko, hija del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) y excandidata a la presidencia, había quedado detenida preventivamente el 10 de octubre, por un periodo de 10 días, después de haberse presentado a declarar. Sin embargo, una corte de apelaciones ordenó su liberación a la semana siguiente.

Pero el respiro para Fujimori no duró. El juez Richard Concepción Carhuancho accedió al pedido del fiscal José Domingo Pérez, quien le pidió no solo la prisión preventiva para la líder de Fuerza Popular sino también para otros diez miembros de su partido. Según la sentencia, el argumento principal es el peligro de fuga y obstaculización en la investigación.

El magistrado afirmó que existe una sospecha grave sobre la participación de Fujimori en el delito de lavado de activos, mientras ejercía como líder de la organización política opositora.

El juez sostuvo que la hija del expresidente era la “autora de una estructura de poder para que otros hagan este delito”.

Keiko Fujimori, líder de Fuerza Popular en Perú, fue detenida por la causa de lavado de dinero durante su campaña presidencial de 2011.
En su defensa, la dirigente peruana argumentó que Concepción Carhuancho y Pérez están “obsesionados” con ella y quieren “aniquilar” su carrera política.

En caso que se comprueben estos delitos, Fujimori podría recibir una condena entre 10 y 16 años de cárcel. A pesar de que la excandidata perdió en segunda vuelta las elecciones presidenciales de 2011 y 2016, es la jefa del mayor partido de la oposición en Perú. Y cuenta con la mayor bancada en el Congreso unicameral.

LIMA, PERÚ/Agencias

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!