Cuatro departamentos en alerta por lluvias y tormentas eléctricas

Beni, Santa Cruz, La Paz y Pando se mantienen en emergencia debido a las fuertes precipitaciones pluviales registradas en los últimos días. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) emitió alerta naranja para los cuatro departamentos, porque se prevén intensas lluvias y tormentas eléctricas durante este fin de semana.

El gobernador Alex Ferrier informó que las lluvias dejan cerca de 3.000 familias damnificadas, ya que siete municipios son los más golpeados en ese departamento. En Trinidad varios barrios fueron inundados y San Javier se declaró en zona de desastre.

Según el reporte del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Beni, son casi 3.000 las familias afectadas en siete municipios por las lluvias e inundaciones que afectan a este departamento. El gobernador beniano, dijo a El Deber Radio que la situación es delicada y puede empeorar en las próximas horas.

“El municipio de San Javier ya se declaró en desastre. Tenemos problemas en San Borja, en Loreto, San Ignacio de Moxos, San Andrés, que es el municipio vecino con Santa Cruz y tenemos problemas en los municipios de Itenez: Magdalena, Huacaraje y Baures”, dijo.

Asimismo, explicó que el agua que baja de ríos de distintos departamentos, como La Paz, Santa Cruz y Cochabamba empeora la situación. “Llueve arriba y llueve acá en el Beni”, señaló.

La situación no es mejor en Trinidad, varios barrios periféricos están inundados y se está trabajando para auxiliar a los afectados, tal como sucede en el resto del departamento.

“En siete municipios tenemos 2.956 familias damnificadas, hasta cerrar la jornada, pero en las próximas horas el número puede aumentar”, dijo Ferrier.

La autoridad advirtió que este es un “primer golpe” de agua que está afectando al departamento de Beni, por lo que se están tomando previsiones para lo que sucederá en los próximos días.

“Esta agua nos va a golpear en la provincia Yacuma, nos va a golpear en la provincia Mamoré, nos va a golpear en el Itenez con el agua que llega de Santa Cruz”, dijo.

SENAMHI EMITE ALERTAS

Por otro lado, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) emitió alerta naranja en los departamentos de Santa Cruz, Beni, La Paz y Pando porque se prevén intensas lluvias y tormentas eléctricas durante este fin de semana.

“Aviso meteorológica nivel de alerta naranja, se pronostica lluvias y tormentas eléctricas moderadas, temporalmente fuertes con montos acumulados entre 60 a 90 milímetros para el sábado”, señala un boletín de prensa.

Según el Senamhi, en el departamento de Santa Cruz se prevé que las lluvias y tormentas eléctricas afecten a las provincias Velasco, Ñuflo de Chávez y Guarayos; en Beni a las regiones Itenez, Mamoré, Vaca Diez y parte Norte de las provincias Ballivián y Yacuma.

En el departamento de La Paz afectará a la provincia Iturralde y en Pando a las regiones de Manuripi, Nicolás Suarez y Madre de Dios.

TEMEN CRECIDA DE RÍOS

El Gobierno trasladó ayuda a las familias afectadas en Vinto, mientras que autoridades realizaron un sobrevuelo para evaluar la inundación en Trinidad. Temen que en las próximas horas se registre un crecimiento considerable de los ríos en el norte y sur del país.

Son 113 municipios del país los que están en alerta producto de las intensas lluvias e inundaciones. Si bien la situación mejoró en Tupiza (Potosí), ahora la emergencia pasa a poblaciones de Cochabamba, Beni, Santa Cruz y Tarija, donde la inclemencia del fenómeno natural también deja damnificados.

El informe del Ministerio de Defensa detalla la existencia de 1.275 familias afectadas y cinco municipios en los que hay más complicaciones (Tupiza, Cotagaita, Vinto, Yacuiba y Villa Montes). “El agua ya ha bajado, por lo tanto no hay un riesgo inminente”, dijo el titular de ese despacho, Javier Zabaleta, sobre la situación en la población potosina, donde una riada desplomó 47 viviendas.

El presidente Evo Morales se trasladó ayer al municipio de Vinto, donde producto de las precipitaciones existen 143 personas de 28 familias damnificadas por la inundación de 18 casas por el desborde del río Rocha. Anunció un proyecto para la construcción de un muro de contención que evite el paso del agua.

Por otro lado, reportes dan cuenta de que las calles de San Borja y Trinidad se anegaron por la lluvia, al igual que parte del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure (Tipnis). También sufren los estragos del clima comunidades del Puente San Pablo, Pedro Marbán, San Martín de Porres y Villa San Pedro, del municipio de San Andrés.


---------*---------
Scroll to Top