Controlaron incendio en Reserva Sama

Los trabajos para sofocar el fuego en los diferentes puntos donde se ha propagado el incendio ayer continuaban por parte de unidades militares, grupos de ayuda del SAR, provenientes de varios departamentos del interior del país, como así también voluntarios, todo esto bajo la coordinación de las autoridades nacionales, departamentales y municipales.

Desde tempranas horas del sábado, autoridades realizaron un sobrevuelo por las zonas afectadas por el incendio, y a medida de la información proporcionada se iban dando los primeros resultados favorables.

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, informó a la agencia de noticias ANF que los cuerpos de un comunario y una cadete de la Policía Boliviana, fueron rescatados sin vida la mañana del sábado en la zona de Guerrahuayca en el municipio de San Lorenzo. Al mismo tiempo, las brigadas de voluntarios lograron controlar el fuego que amenazaba con llegar a la ciudad de Tarija.

Las personas fueron identificadas como Adela Condorcet, estudiante de la Escuela Básica Policial y el comunario Luis Mendoza, quienes fallecieron en su intento de escapar del juego que los había rodeado por un cambio de dirección debido a los fuetes vientos, tropezaron y cayeron 25 metros a un barranco donde perdieron la vida.

Minutos antes de emprender un sobrevuelo, Ferreira en contacto con el programa Tejiendo Bolivia de la Red Erbol, dijo que el vicepresidente Álvaro García Linera participó de un sobrevuelo para evaluar los daños y entregar los cuerpos de las dos víctimas para un tratamiento legal.

Confirmó también que hay siete heridos con algunas pequeñas quemaduras y casos de sofocamiento y un policía herido. Adicionalmente se tuvo que lamentar la pérdida de una casa y daños a algunas propiedades rurales.

“La mayor parte del fuego afectó a la serranía. Calculamos unas 7.000 hectáreas afectadas en 17 comunidades, todas del municipio de San Lorenzo”, dijo a tiempo de descartar una tercera víctima.

AMENAZA SOBRE TARIJA

El ministro Ferreira dijo que hay un poco de fuego que se dirige hacia el sur en San Pedro de Sora y se dispuso que un segundo Hércules arribe a la ciudad, trasladando a 80 personas entre bomberos, policías y efectivos del SAR. A este aporte se suman elementos químicos y las 20 cisternas enviadas por YPFB, asimismo, 81 efectivos llegaron de Santa Cruz y Cochabamba, 20 bomberos y 61 voluntarios del SAR. Se trabajó en toda la jornada de la víspera en cuatro puntos para mantener las llamas bajo control.

En horas de la tarde de ayer, se apoyó con equipos para evitar que el fuego se extienda hacia el sur de San Lorenzo. “Lo importante es que la ciudad de Tarija ya no está amenazada. Hay un trabajo intenso con unos 20 mil voluntarios y 1.500 efectivos entre policías, efectivos militares y voluntarios del SAR”, declaró.


---------*---------
Scroll to Top