Conflicto entre comerciantes y pobladores en Villa Tunari

El conflicto instaurado por tres bandos para el uso del mercado campesino de Villa Tunari entró en un cuarto intermedio gracias a la mediación de la Alcaldía de El Alto en la disputa.

En la reunión sostenida la mañana de ayer se llegó a un acuerdo y se fijó un plazo de 15 días para instalar mesas de diálogo con todos los sectores involucrados, donde se escuchará sus posturas y propuestas para poner fin a este problema.

ANTECEDENTES

Vecinos y comerciantes que se asentaron cerca del mercado campesino, ubicado en Villa Tunari, advirtieron en no levantar sus puestos de venta, situación que generó roses entre ambos sectores.

En la noche del martes un grupo de 20 personas representantes de las provincias decidieron ingresar en huelga de hambre, al interior de los ambientes del Gobierno Municipal de El Alto, medida de presión que si bien ingresó en cuarto intermedio hasta la próxima semana, generó que comerciantes y vecinos del sector se movilicen para evitar ser removidos de sus puestos callejeros.

OTROS USOS

María Balboa es una comerciante que vive en la zona y asegura que son afectadas, no solo por el mercado campesino, sino por la modalidad que caracteriza a quienes deben ingresar al interior de este mercado, destinado a los productores de las 20 provincias.

“Este espacio, como es el mercado campesino, no se utiliza para el comercio del sector rural, sino alquilan los responsables de este mercado, para todo, desde velorio, licenciamiento, prestes, todo hacen dentro del mercado, es por eso que a nosotros como siempre estamos denunciando, nos quieren sacar de nuestros puestos de la calle. Nosotros tenemos conocimiento de quienes ingresan a los puestos de estos mercados, por mes les cobran un alquiler y eso administran sus representantes de cada provincia", denunció.

COBRO DE BS 30

Balboa asegura que la determinación de tratar de buscar cambiarlas de sus puestos de venta en la calle, se debe porque los mismos representantes de las 20 provincias pretenden cobrarles "una patente" de Bs 30, por asentarse próximos al mercado campesino, aspecto que fue rechazado en pasados meses.

Los comerciantes ambulantes, quienes tampoco tienen registros legales de asentamiento en la zona de la calle 10 de Villa Tunari lamentaron que la representación de las 20 provincias pretenda generar presión en contra de puestos callejeros.

Las comerciantes ambulantes de este sector aseguran tener 300 afiliados y que ellos fueron removidos del interior del mercado campesino, luego de su construcción, aspecto que les obligó a mantener un asentamiento callejero.

FERIANTES DE LUGAR

Frente al mercado campesino se instala una feria, martes y viernes, aspecto que de acuerdo con los dirigentes de las 20 provincias, es el sector que debería suspender sus actividades, aspecto que fue rechazado por los afectados.

"Nosotros somos quienes frecuentemente estamos enfrentándonos con quienes están en el interior del mercado, nuestro sector incluso en el mes de diciembre, por cuidar nuestros puestos, hemos tenido que perder a nuestras dos compañeras que han muerto por el frío. Luego nos han agredido, nos han hecho corretear, es por eso que hemos decidido no salir de este sector, nos vamos a mantener así nos cueste la vida", añadió Virginia Condori.

Las mujeres migrantes, quienes se asentaron en la feria al frente del mercado campesino, a tiempo de advertir que no saldrán de sus puestos de venta “ni muertas”, aseguran tener documentación legal de anteriores alcaldes y que están hace más de 15 años.


---------*---------
Scroll to Top