Comuna anuncia censo para cuantificar lavadores de autos

     La Comuna alteña tiene previsto realizar un censo de lavadores de autos, con el objetivo de registrar los negocios que utilizan grandes cantidades de este líquido elemento.

Asimismo, las autoridades ediles aseguraron que esto permitirá conocer cuántos de estos negocios no cuentan con licencia de funcionamiento.

A pesar de que la autoridad no dio datos sobre cuantos lavadores de autos existen en las calles, señaló que varios de ellos cuentan con una licencia de funcionamiento que les da la posibilidad de que puedan realizar este trabajo, pero no así con prioridad en algunas calles y avenidas que son muy concurridas, además de utilizar agua potable como hasta la fecha se está realizando.

“Para este efecto, lo primero que vamos a realizar es un censo que nos va a dar la posibilidad de conocer con datos exactos quienes tienen estos documentos y quienes no, pero que en ambas partes no se puede cortar el trabajo que tienen, porque muchos de ellos cuentan con la única fuente de ingreso, pero sí podremos normar y hasta efectuar una reubicación de sitios y la misma utilización del agua de manera desmedida”, explicó la autoridad.

Según la autoridad, la mayor parte de estos negocios se encuentran en las laderas de la urbe alteña. Éstos no cuentan con los permisos correspondientes de parte del municipio, pero, aunque así lo tuvieran, deberán someterse a las normas que establecerá la Comuna luego de la cuantificación de este tipo de personas que se dedican a este tipo de negocios.

Sin embargo, ya en anteriores gobiernos municipales se emitieron algunas de las normas que se tienen que cumplir, por ejemplo no están permitido aquellos negocios que estén dentro del radio urbano, pero que en el momento sería una de las faltas que se estarían cometiendo por parte de los lavadores de autos.

“En un trabajo de inspección que se ha realizado en anteriores días hemos podido advertir que muchos de estos negocios han proliferado, especialmente en la zona 16 de Julio, en calles y avenidas céntricas, lo que no se será permitido luego de que se conozca las nuevas normas de funcionamiento, porque es un perjuicio en el uso de agua potable, así como una molestia para los mismo vecinos”, finalizó Cruz.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top