Cochabamba busca alternativa aérea para exportar productos

El sector privado de Cochabamba busca vinculación aérea internacional para exportar sus productos a mercados de Europa, Estados Unidos y Asia, ya que el tránsito hacia aeropuertos de La Paz o Santa Cruz implica mucha logística señala el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba (FEPC), Javier Bellot.

En contacto con EL DIARIO, Bellot también sostuvo que la oferta boliviana requiere logística y mercados, y que los puertos de salida, vía Chile, ponen en dificultades al sector empresarial, y por ello buscan alternativas, como Ilo, Perú.

“Trabajamos con autoridades peruanas para facilitar ingreso y egreso de camiones al Puerto de Ilo”, señaló.

La pasada gestión, una delegación del sector privado cochabambino viajó a Ilo para conocer en detalle sobre el proceso de las negociaciones para el uso del puerto.

También sugirió que sería una buena alternativa la habilitación de Puerto Bello, Brasil, para salir al Atlántico. De acuerdo con Bellot las necesidades del departamento son muchas, ya que de un tiempo a esta parte, la región se siente olvidada, en lo que respecta a caminos.

Por ejemplo, dijo que la vía Cahuasi-Confital o Bombeo Suticollo no están atendidas, y la solución para la carretera Colomi-Villa Tunari todavía no está clara, ya que es un tramo deficiente.

A diferencia de otras carreras del país, en Cochabamba las vías no están de las mejores, cuya situación incide en el sector agricultor y agropecuario, así como la floricultura, que debido a las lluvias están afectadas, y los caminos también se anegaron.

NORTE

Pero no sólo busca mejores carreteras, sino también vinculación vial, en especial hacia el norte, con Beni y Pando. Bellot califica como estratégica para el país la sugerencia, ya que vía Santa Cruz, la alternativa es un poco complicada por las lluvias e inundaciones.

“Esta infraestructura es esencial”, señala el presidente de los empresarios de Cochabamba.

La Paz está en ese proceso de vinculación hacia el norte, aunque los trabajos empezaron hace mucho tiempo, y aún no concluyen; mientras las lluvias afectan la transitabilidad de los vehículos.

LLUVIAS Y DAÑOS

Por otra parte, el presidente de los empresarios cochabambinos informó que los cambios climáticos en la región afectaron a sectores productivos, así como a la infraestructura vial y de vivienda.

El informe de la FEPC señala millonaria pérdida, que asciende a más de 27 millones de dólares. Hasta el pasado fin de semana los sectores afectados reportaban pérdidas de siembras, aves y flores.

En el caso del avícola, sólo entre los municipios de Punata y Colcapirhua, el reporte señala al menos 20.000 pollos, que en términos monetarios representan 400 mil bolivianos.

En caso de los cultivos, el reporte del Ministerio de Desarrollo Rural informó que en Cochabamba, las hectáreas afectadas alcanzaron a 10.230 hectáreas por inundaciones y desbordes, y el maíz, banano y arroz, fueron dañados.

“Adicionalmente, según información de dirigentes y productores agropecuarios, seis rubros agrícolas fueron afectados por las intensas lluvias. Los cultivos de maíz, alfalfa, hortalizas y flores se inundaron durante el fin de semana; los productores de pollo reportaron muerte de hasta 10 mil aves y los lecheros aseguran que también tienen perjuicios”, señala parte del informe de la FEPC.

CULTIVOS

El reporte empresarial señala que en el caso de las flores, según Fedeflor, son 15 hectáreas afectadas en Tiquipaya, que representan el 4,4% de las 340 hectáreas totales, cuya situación genera pérdidas para el sector pero también su impacto en el mercado, ya que la pérdida de la producción repercutirá en escasez del producto en el mercado, que puede generar un incremento de precios.

“Si bien no se tiene información actualizada de la producción de flores en Cochabamba, se tiene conocimiento del impacto que generó en términos monetarios la sequía 2016, misma que impactó al 33% de la producción, representando así una pérdida de 100.000 dólares. En ese sentido, esta pérdida de la producción causada por las lluvias se estima en 13.333 dólares”, señala el reporte.

En el caso de la papa se informa que 6.000 hectáreas han sido afectadas entre los valles bajo, central y alto. El precio de la arroba de papa en promedio es de Bs 36, lo cual lleva a que el precio por kilogramo del tubérculo sea de Bs 3,178.

El rendimiento promedio es de 10 toneladas por hectárea, lo cual lleva a 10.000 kilogramos por hectárea. Considerando las 6.000 hectáreas afectadas y el costo de la papa, se tiene estimado una pérdida de 27,4 millones de dólares señala el informe.

En el municipio de Vinto, el maíz se ha visto afectadas de 8 a 9 hectáreas, que en rendimiento representan 28 toneladas (3,5 ton/ha, según datos del 2017), a un precio de 500 Bs/ton representa una pérdida de 2.000 dólares.

En el caso de la leche se estima una disminución de 30.000 litros de leche por día. Considerando el precio acordado entre los productores de leche y PIL de 3,2 Bs/litro, se tiene un valor diario de 96.000 bolivianos. Además, este rubro no fue impactado desde los inicios de las lluvias torrenciales, sino inició esta semana, por lo que ya van 5 días.

Además, 12 hectáreas de hortalizas han sido afectadas en los municipios de Vinto y Sipe Sipe; y se conocen también pérdidas de alfalfa. De igual manera debido a las inundaciones la escasez de forraje significará una disminución en la producción de leche, señala el reporte de los empresarios.


---------*---------
Scroll to Top