Chile cierra cinco puntos fronterizos con Bolivia

Los carabineros de Chile intensifican sus controles en la frontera. Las bandas delincuenciales utilizan varias rutas no autorizadas para traficar cocaína y marihuana.

En las últimas horas de ayer, los carabineros y efectivos militares de Chile, apoyados por maquinaria pesada, procedieron a bloquear los pasos fronterizos de Pajantes y Putios en la comuna de Ollague, cerca de la frontera con Bolivia, para evitar el ingreso de drogas y el tráfico de vehículos robados.

Con esta acción, el Gobierno de Chile cerró cinco pasos fronterizos, anteriormente Santiago de Atacama, Putre, Visviri, y ahora Pajantes y Putios. Todos éstos son puestos no habilitados legalmente, pero se los utiliza delictivamente para el tráfico de sustancias controladas del vecino país.

Según los jefes policiales de Chile, las bandas dedicadas al tráfico de drogas utilizan estas rutas para traficar cocaína y marihuana, por lo que anunciaron que reforzarán los controles militares, con la Brigada Motorizada No.1 Calama.

El costo total del cierre de los pasos de fronteras iniciado en 2017 y que se prolongará el próximo año demandará la inversión de 50 millones de pesos chilenos.

En la extensa frontera que comparte Bolivia con sus vecinos, la Policía encontró rutas terrestres, aéreas y acuáticas similares en Perú, Chile, Brasil y Paraguay, igualmente para el tráfico de drogas y el contrabando.

Los delincuentes utilizan para sus operaciones ilícitas el lago Titicaca, avionetas, pistas clandestinas y terrenos poco transitados de la frontera boliviano-chilena.

En noviembre pasado, en operaciones simultáneas, la Policía de Bolivia, la Gendarmería de Argentina y los Carabineros de Chile realizaron 78 operativos de control del narcotráfico en las zonas fronterizas, incautando 2,2 toneladas, compuestas por cocaína, pasta base de cocaína y marihuana. Fueron incautadas 6.114 unidades de drogas sintéticas, 1.200 fármacos y 1.498 litros de sustancias líquidas ilegales.

PAÍS VULNERABLE

Para el sociólogo y analista en temas de narcotráfico Alfonso Almaraz, los últimos datos dados a conocer por la Felcn, sobre la incautación de drogas revela que Bolivia se estaría convirtiendo en un país "vulnerable y permeable" al crimen organizado del narcotráfico en la región.

Según datos oficiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico, durante este 2017 se procedió a decomisar más de 232 toneladas de droga, valuada en más de $us. 152,1 millones.

Explicó que por su situación geográfica, el país está próximo al Brasil, que es considerado como el segundo consumidor de drogas ilegales del mundo, aparte limita con el principal productor de cocaína, Perú, y con el mayor productor de marihuana de Sudamérica, Paraguay.

Todos este comercio de drogas está dirigido a los mercados regionales de consumo, que son Argentina y Chile.

Bolivia está literalmente en el corazón del comercio de narcóticos ilegales de Suramérica. Si a esto le sumamos el hecho de que también produce su propia cocaína, encontramos que existe una diversidad de oportunidades criminales. Estas dinámicas podrían convertir al país en "un epicentro del tráfico de drogas", afirmó a EL DIARIO.

DATOS

Información oficial de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), revela que durante éste 2017 se secuestró 17 toneladas con 334 kilogramos de cocaína y 215 toneladas con 551 kilos de marihuana.

También se destruyó 3.116 fábricas de cocaína y 65 laboratorios de refinación de drogas, además del secuestro de 406.290 sustancias sólidas y 775.861 líquidas usadas como precursores y la aprehensión de 3.929 bolivianos y extranjeros.


---------*---------
Scroll to Top