Carece de control venta de autopartes y coches

  No todos los artículos son producto de robos, pero el riesgo es grande al momento de comprar un vehículo, no existe un lugar autorizado para verificar legalidad y procedencia.

La Feria de la zona 16 de Julio es considerada como uno de los mercados informales, más grandes del país, donde la población puede encontrar desde juguetes, ropa usada, nueva, electrodomésticos, equipos tecnológicos, herramientas de trabajo, arado y por las calles existen a la venta vehículos de diferentes marcas, tamaño y color, donde no hay control alguno.

No solo se evidenció la venta de motorizados, los cuales si bien registran, en algunos casos, el modelo, precio y el teléfono de referencia, con quien pueda contactarse en caso de tener interés, en otros ocasiones es el propietario del motorizado quien se encuentra apostado cerca al vehículo, para dar a conocer la referencias requeridas por los interesados.

"Está a la venta este vehículo, es particular pequeño, 4x4, en 12.000 dólares es su precio, pero se puede negociar, explica uno de los vendedores de un motorizado, cuando se le pregunta si el vehículo, puede ser trasladado a Diprove, para realizar la verificación, su atención cambia y solo indica, "si está interesada y lo compra, podría aceptarse, pero sino, para qué", responde don Claudio, como se identifica el propietario, quien asegura que la gente no suele solicitar ninguna verificación porque es el lugar "tradicional" de venta y compra de vehículos.

POCA GARANTÍA

Como Claudio, existe la misma percepción de varios propietarios de motorizados, quienes indican, que prefieren que los funcionarios policiales sean quienes lleguen ese lugar para hacer la verificación correspondiente, para la gente que desea comprar un motorizado, porque ellos no están dispuestos de dejar su "puesto", donde está parqueado el motorizado, porque perderían clientela. De esa manera las compras de vehículos en la feria de 16 de Julio, no están plenamente garantizadas, porque rara vez que algún ofertante de esta mercadería acepta sin compromiso de que traslade su vehículo a la instancia policial, aspecto que da paso a la compra de automóviles, con posible denuncia de ser robados.

"La verdad nunca he solicitado que se haga realizar la verificación del carro, porque ya deben ser dos veces que compro vehículos en mi familia y a Dios gracias no me han engañado, pero no creo que aquí los que ofrecen hayan ido a una revisión", explica Antonieta Chambi, una visitante de la feria, a quien le interesa nuevamente adquirir un transporte mediano, para una familia de siete integrantes, pero que se sorprende cuando se le pregunta si haría revisar el vehículo para no comprar ningún bien con denuncia de robo y perder de esta manera dinero y el motorizado.

“La playa”, como se conoce a la plaza del Maestro en la zona 16 de Julio, el comercio de los puestos ambulantes es menor, porque está repleto de motorizados y repuestos, los cuales llegan a ser ofrecidos, desde las 07.00 hasta las 19.00 de jueves y domingo, sin ninguna interrupción, como indican los comerciantes, quienes conocen que esta feria, no descansa ni feriados, ni en fiestas y menos en paros cívicos.

REPUESTOS

Muchas denuncias realizadas por las víctimas de robo de vehículos, dan cuenta que pocas veces logran dar con el paradero de sus motorizados o generalmente solo suelen encontrar algunos repuestos ofrecidos en los puestos de la feria 16 de Julio, donde en pasadas gestiones las políticas de prevención como operativos de acción directa, daban buenos resultados, mientras que en la actualidad solo se aguarda requerimiento fiscal para lograr una detención dirigida.

Mientras tanto los involucrados en los diferentes clanes familiares como: Clan "Juli", "Herbas","Negro Churco", "Leke", "Trentones", "Romero Mamani" y "Cortez", estos últimos que se enfrentaron en una balacera con efectivos policiales, continúen operando incluso desde los mismos penales, como el caso de San Pedro, con el propósito de seguir acomodando las autopartes no solo en este lugar, sino en todo tipo de mercados distritales o ferias rurales.

"Estoy buscando un repuesto para vehículo, pero si tengo suerte podré encontrar las autopartes de una camioneta que le robaron a mi hijo el pasado año y que hasta ahora no podemos dar con ella, pese a las denuncias, averiguaciones y todo, es caso difícil", explica Gualberto F, quien prefiere mantener en reserva su apellido, porque tienen la fe de que en la feria más grande del país, donde no existe control policial y se acomoda las autopartes de vehículos con denuncia de robo, pueda encontrar y lograr un avance en la investigación realizada en enero del 2016, cuando una camioneta modelo 2013 fue sustraída de las puertas de su domicilio, por cinco delincuentes.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top