Campero descarta "criminalización" y pide a los médicos respetar acuerdos para trabajar nuevas normas (Amplía)

La ministra de Salud, Ariana Campero, afirmó el jueves que el Gobierno jamás tuvo la intención de "criminalizar" el ejercicio médico y perseguir a los dirigentes, sino al contrario, mejorar el sistema de salud tan venido a menos en los últimos tiempos, y pidió a los dirigentes y a las bases respetar los acuerdos, trabajar nuevas normas y levantar el paro nacional.

    En una conferencia conjunta con los presidentes de la Cámara de Senadores y de Diputados, que aseguraron que también consensuaron con los médicos el artículo referido a la mala praxis en el proyecto del Nuevo Código Penal, Campero mostró actas de varios acuerdos firmados con los dirigentes del Colegio Médico de Bolivia y de La Paz que ahora desconocen para evitar la implementación de la Autoridad de Fiscalización y Control de Salud.

    "No tendría lógica alguna que querríamos perseguir a los profesionales, penalizarlos, criminalizarlos, es un planteamiento sin pies ni cabeza (...), son varias actas que aceptan la fiscalización de los tres subsectores, muchas actas desde el anterior conflicto; piden partir de cero, muy bien, hemos demostrado nuestra predisposición para que nos presenten un nuevo decreto supremo y que ellos sean parte de la elaboración", argumentó.

    Campero refirió que en febrero de este año se creó la Autoridad de Fiscalización y Control del Sistema de Salud a través del Decreto Supremo 3091, en reemplazo del Instituto Nacional de Seguros de Salud, que amplía la fiscalización a los subsectores público y privado.

    "Creamos esta autoridad para poder fiscalizar de manera única y global a todo un sistema nacional de salud. Si no fiscalizaríamos a todo el sistema estaríamos en continuidad de la fragmentación de todo el sistema de salud", sustentó.

    Campero añadió que en seis meses se trabajó en un decreto que modifique al 3091 y dijo que en julio se firmó con los médicos un acuerdo para que en noviembre se promulgue el Decreto Supremo 3385, que modifica desde la denominación a la Autoridad de Fiscalización y Control de Salud.

    "Se va a coordinar con las gobernaciones y municipios en control y fiscalización en gestión, no vamos a perseguir a ningún profesional de manera individual; la gestión del hospital y clínicas públicas y privadas será en coordinación con los Sedes (Servicios Departamentales de Salud)", complementó.

    Por otra parte, Campero aclaró que la regulación de precios, aranceles y tarifas no será competencia de la Autoridad de Fiscalización y Control, sino del Ministerio de Salud.

    "No vamos a prohibir que tengan sus clínicas privadas, que ejerzan en lo privado (...), lamentamos que haya mala intención de confundir a las bases del sector salud entre el artículo 205 (del Código Penal) con el Decreto 3385, hay una confusión que se ha generado en las bases", remarcó.

    Los médicos acatan un paro nacional indefinido desde el 23 de noviembre en rechazo al funcionamiento de la Autoridad de Fiscalización y Control de Salud y a un artículo del nuevo Código de Sistema Penal referido a la mala praxis que supuestamente criminaliza esa profesión.
rsl-asc/rm/                ABI

 


---------*---------
Scroll to Top