Cabildos se ratifican en exigencias ya anunciadas

“La marcha de paceñidad” que bloqueó el centro de la sede de Gobierno la mañana de ayer ratificaró su exigencia al Gobierno central de revocar al defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto, y se deje sin efecto el incremento del servicio de energía eléctrica, mientras que el cabildo realizado por 21 distritos vecinales de la laderas insisten en la abrogación de Ley 233/17 de fiscalización a loteos y construcciones fuera de norma.

Pancartas, banderas y dinamitas acompañaron en su recorrido a vecinos de la sede de Gobierno, mientras de igual forma médicos, maestros y organizaciones sociales se reunían en el Cementerio General para iniciar su protesta contra el alza de tarifa eléctrica, la abrogación de los decretos de libre afiliación a la seguridad Social y otros. La conclusión de ambas movilizaciones termino en el atrio la Iglesia San Francisco sin enfrentamientos por ambos sectores, que dieron a conocer sus denuncias.

Alrededor de mil vecinos de las laderas y gremiales iniciaron su concentración a las 8.00 horas de la mañana en diferentes puntos de la ciudad de acuerdo a sus macrodistritos para mantener firme su posición en contra de la Ley Nº 233 de Fiscalización Territorial y la revocatoria del alcalde Luis Revilla. A la misma hora, las organizaciones adscritas a la “Marcha de la paceñidad” iniciaron su concentración aglutinando a miles de personas, profesionales en el área de salud y representantes cívicos.

Entre estribillos de protesta y carteles iniciaron ambas movilizaciones su recorrido hasta llegar a la plaza Mayor de San Francisco, donde con algunos minutos de diferencia dieron a su encuentro ubicándose en diferentes lugares del atrio de la Iglesia. En la parte superior, la “Marcha de la paceñidad” tuvo como acto central la quema del ataúd del Defensor del Pueblo y estableció sus conclusiones asimismo en la parte baja los vecinos de las laderas dieron sus determinaciones en su caso.

ENEMIGOS PÚBLICOS

La “Marcha de la paceñidad” estuvo representada por diversas organizaciones cívicas entre estas el magisterio, Colegio Médico, la Federación de Sindicatos Médicos y Ramas Afines (Fesimra), quienes pidieron se anule el incremento del 3% a la tarifa eléctrica, la destitución de David Tezanos por la penalización del derecho a la huelga, anulación de los impuestos a gremiales y abrogación de los decretos de libre afiliación la seguridad Social.

El presidente del Colegio Médico, Luis Larrea, y las organizaciones adscritas a la movilización declararon “enemigos públicos” a la ministra de Salud, Ariana Campero, al defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto, y fustigaron severamente al ministro de Energía , Rafael Alarcón.

Mientras tanto, la marcha en contra de la ley Autonómica Municipal Nº 233/17 de Fiscalización y Ordenamiento Territorial, encabezada por el activista político Jesús Vera, estableció cinco puntos dentro sus conclusiones, la cuales fueron el Paro Cívico en exigencia de la anulación de la Ley Nº 233, iniciar la recolección de firmas para el referendo revocatorio del alcalde Luis Revilla, auditoria al departamento de Comunicación del municipio, modificar la Ley de Control Social y trabajar en la Ley de Juntas Vecinales.

MOVILIZACIÓN POLÍTICA

Sin embargo, miembros de la “Marcha de la paceñidad” como la presidenta de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) La Paz Edith Montenegro y el presidente del Colegio Médico, Luis Larrea, calificaron de política la movilización realizada por el activista vecinal.

Por su parte, el concejal Fabian Siñani indicó que estas acciones responden plenamente a intereses de tipo político partidario que ponen en marcha una estrategia en contra del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz. Agregando que en la protesta participaron mineros, vecinos de Palca y de El Alto que no tienen relación con la Ley Nº233, por lo que aseguró que al final “se hizo la típica entrega de fichas”.

Ante el pedido de la abrogación de la Ley Municipal de Fiscalización Técnica Territorial y su complementaria la Ley 240, Siñani descartó este pedido y justificó que en la misma se establece claramente que la norma no será aplicada de manera retroactiva.

“La Ley 233 está destinada a castigar y perseguir a loteadores, avasalladores y empresas constructoras de mala fe, la Ley 240 clarifica y complementa la 233 y dice que no tiene carácter retroactivo, el Decreto 015 establece que todas las construcciones de 3 hasta 4 plantas quedan fuera del alcance de la Ley 233, no hay ningún motivo para realizar estas movilizaciones”, manifestó.


---------*---------
Scroll to Top