Cívicos dan ultimátum por el agua

    Cochabamba (Los Tiempos digital).- La “Asamblea de la Cochabambinidad”, convocada por el Comité Cívico, definió dar un plazo hasta el 30 de marzo a autoridades municipales, departamentales y nacionales para resolver el problema del agua. Caso contrario, se convocaría para esta fecha a un paro cívico que podría ser nacional.

El representante del Comité Cívico, Juan Flores, afirmó que a La Paz se le asignó más de 80 millones de dólares, pero que en el caso de Cochabamba no fue igual, por lo que pidió a todas las autoridades ser responsables con el departamento.

“Nosotros queremos que hasta el 30 de marzo aprueben el proyecto del Comité Cívico de bombear aguas de Parajti Corani al valle alto, central y bajo con seis mil litros por segundo a un costo de menos de 60 millones de dólares y que Misicuni lo terminen para ayer”, afirmó.

En la reunión, participaron representantes del sector de campesinos, salud, magisterio, médicos, representantes del sur de la ciudad y comerciantes, entre algunos, quienes manifestaron la necesidad de garantizar la dotación del agua en el departamento con proyectos concretos para ello.

Flores explicó que el proyecto que los cívicos plantearon con el uso de las aguas de la represa de Corani está “con pinta de diseño final”, pero quedó inconcluso porque Semapa, que anteriormente se comprometió a apoyar el proyecto a diseño final, no lo hizo.

En un discurso acalorado, Flores también afirmó que no permitirán que las autoridades les digan que el abastecimiento del agua depende de “si llovió o no llovió porque las autoridades están para planificar”.

El diputado nacional de Unidad Demócrata (UD) Enrique Siles lamentó la politización del tema del agua desde el Ministerio de Medio Ambiente y de la Alcaldía de Cercado porque ambas instancias tienen competencias definidas que deben ser cumplidas. “Como diputados de oposición, vamos a dejar los colores políticos y vamos a fiscalizar al MAS y la oposición porque creemos que se debe trabajar en gestión pública”, dijo.

Desde la pasada gestión, Cochabamba vive una crisis del agua, al igual que otros seis departamentos del país, producto del cambio climático y la sequía que azota a varias regiones.

En consecuencia, autoridades municipales de Cercado iniciaron en 2016 el racionamiento del agua, mientras que las autoridades municipales y departamentales comenzaron a prestar mayor atención a los proyectos del agua, para los se necesita la inversión de recursos económicos para concretar proyectos, como las aducciones para recibir aguas de Misicuni.

El Diario.

 


---------*---------
Scroll to Top