Brecha más alta en últimos cinco años

Por la caída de los precios de las materias primas que el país exporta, desde 2014 los ingresos que percibe el Gobierno son inferiores al gasto y a la inversión pública, razón por la cual, durante cuatro gestiones consecutivas, se ha generado un déficit fiscal con tendencia creciente. Según el presupuesto elaborado para la gestión 2018, esta situación se mantendrá y alcanzará el 8,3% del PIB, lo que significa que el Gobierno requiere obtener financiamiento por más de 3.000 millones de dólares para cerrar su flujo el 2018, calculó Armando Álvarez, analista financiero.

PERSPECTIVA

En su criterio, la perspectiva para los próximos años no parece que vaya a cambiar. En los años en que se generó superávit fiscal el precio del barril WTI se encontraba alrededor de los 100 dólares, precio que es poco probable vuelva a presentarse, al menos en el mediano plazo, y a pesar del nivel de gasto e inversión que viene manteniendo el Gobierno, el crecimiento de la economía se ha reducido continuamente desde 2014, señaló el analista financiero.

 


---------*---------
Scroll to Top