Bolivia prevé sentencia de la demanda marítima para 2018

El Tribunal de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, puede dictar sentencia sobre la demanda marítima dentro de un año, es decir, en septiembre de 2018, adelantó ayer el canciller Fernando Huanacuni Mamani.

La autoridad recordó que antes de la sentencia, se desarrollará la fase oral de los alegatos, etapa definitiva de este proceso, donde los equipos jurídicos de ambos países expondrán sus argumentos.

“La fase oral es definitiva porque es el sustento de los argumentos que nosotros hemos dado como (por ejemplo) pruebas documentales y compromisos que tiene Chile con nosotros. Luego de la fase oral se emitirá la sentencia, nosotros estamos a la espera (pero) va haber sentencia el 2018. En los tiempos más o menos como en esta época, ya tendremos sentencia”, afirmó.

En el marco del proceso de la demanda marítima, Chile tiene plazo hasta el 21 de septiembre de este año para presentar la dúplica a la réplica boliviana, que es el último documento en la fase de alegatos escritos ante la Corte.

Tras este paso, Bolivia tendrá un determinado tiempo para analizar el documento chileno y esperar la resolución de los jueces de La Haya, quienes deben fijar la fecha para la presentación de los alegatos orales.

En ese marco, días atrás, el agente boliviano Eduardo Rodríguez Veltzé informó que la CIJ definirá aproximadamente en febrero del siguiente año el cronograma de audiencias orales de la demanda presentada por Bolivia contra Chile, para negociar una salida soberana al mar.

“Posiblemente (las fechas de los alegatos orales) se conocerán en la primera quincena de febrero, porque la Corte será renovada en un tercio de sus jueces (...). Esa nueva configuración va a decidirse hasta fin de año y la Corte inicia labores en febrero. Inmediatamente después se producirá una reunión entre el presidente de la CIJ y los agentes de Bolivia y Chile, para definir estas audiencias orales”, explicó Rodríguez Veltzé.

CRONOGRAMA

Bolivia interpuso una demanda contra Chile ante la Corte de La Haya en abril de 2013. Posteriormente, un año después, el 5 de abril de 2014, como Estado demandante, presentó su memoria ante este tribunal, frente a lo que Chile interpuso una excepción preliminar, buscando que la Corte se declare incompetente.

Sin embargo, el 24 de septiembre de 2015, la CIJ se declaró competente con 14 votos a favor y dos en contra, por lo que la demanda continuó adelante y fijó el 25 de julio de 2016 para que Chile presente su contramemoria.

En julio del año pasado, Chile presentó ante la Corte de La Haya el documento de su contramemoria, más sus libros anexos.

En la oportunidad, el Gobierno de La Moneda aseguró que su documento “es contundente, que no tiene ninguna obligación de negociar nada con Bolivia”.

Posteriormente, en marzo de 2017, Bolivia presentó su réplica ante ese tribunal internacional y seis meses después, el 21 de septiembre, Chile debe entregar su dúplica. El canciller chileno, Heraldo Muñoz, aseguró que su país entregará antes del plazo fijado por La Haya.

“Puedo confirmar que antes de la fecha tope del 21 de septiembre vamos a presentar el documento denominado dúplica, sobre el caso de la obligación de negociar, que terminará con la etapa escrita del caso de la demanda marítima boliviana”, declaró Muñoz.

DATOS

- El 14 de febrero de 1879, Chile invadió militarmente el puerto boliviano de Antofagasta y sin previa declaratoria de guerra usurpó 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros de territorio, según “El libro del Mar”,

- “Bolivia fue arrastrada a una conflagración que no buscó ni deseó, razón por la cual tuvo que defender su soberanía y, en aplicación del Tratado de Alianza Defensiva, suscrito con el Perú en 1873, intentó detener, junto a su aliado, el avance de las tropas chilenas que llegaron a ocupar todo el Litoral boliviano, las provincias peruanas de Tarapacá, Tacna y Arica e incluso la capital peruana”.


---------*---------
Scroll to Top