Bolivia hace llamamiento para el uso pacífico de las aguas compartidas

Bolivia presentó este martes al Consejo de Seguridad de la ONU sus preocupaciones sobre la posibilidad de que las disputas fronterizas por el uso del agua generen mayores tensiones, y defendió el valor de la diplomacia y la negociación.

“Donde fluye el agua debe fluir la paz”, afirmó el presidente de Bolivia, Evo Morales, al encabezar el martes una sesión del máximo órgano de decisiones de la ONU, que tiene como misión fundamental velar por la paz y la seguridad mundiales.

El presidente de Bolivia, cuyo país encabeza este mes el Consejo de Seguridad de la ONU, dijo a los “hermanos” representantes ante ese órgano de Naciones Unidas que “ahora más que nunca” hay que trabajar para “tender puentes y no construir muros”.

Convencido de que el uso compartido de los recursos hídricos transfronterizos tiene un “importante impacto” en la preservación de la paz, Morales recordó que para 2050 la demanda de agua se habrá incrementado en un 54 %.

“Si los patrones de consumo se mantienen, dos tercios de la población mundial vivirán con escasez de agua para el año 2025″, afirmó Morales desde el sillón de la presidencia del consejo.

Citando datos de la ONU, el gobernante boliviano recordó que hay 276 cuencas hídricas transfronterizas en el mundo, y de todas ellas casi el 93 % son compartidas por dos, tres o cuatro países, y el resto por cinco o más naciones.

“Estamos estrechamente vinculados por el agua”, afirmó.

Destacó que los efectos del cambio climático “han expuesto una crisis que genera nuevas tensiones locales, regionales y globales que ponen en riesgo la estabilidad, la paz y la seguridad de las naciones”.

“El agua debe aproximar a todos los Estados”, insistió, y resaltó la necesidad de compartir conocimientos y fomentar una colaboración más efectiva, con el objetivo de que haya un “nuevo entendimiento global” para preservar y conservar los recursos hídricos.

En el decálogo de ideas que planteó, el presidente boliviano recordó que los recursos hídricos son “un patrimonio universal compartido y vulnerable”, y el agua debe protegerse de desastres naturales, del cambio climático o de los abusos humanos.

Morales también señaló que los distintos estados deben abstenerse de adoptar medidas unilaterales “que pongan en riesgo y afecten a los derechos de otros estados que comparten recursos hídricos transfronterizos”.

Pero también deben buscar acuerdos de gobernanza que pongan énfasis en la sustentabilidad de estos recursos.

“La crisis del agua es una de las más grandes amenazas que enfrenta la vida en el planeta”, señaló el gobernante boliviano.

En una intervención anterior, el secretario general de la ONU, António Guterres, en un discurso primero en español y luego en inglés, destacó que “el agua, la paz y la seguridad están vinculadas de forma inextricable”.

Recordó que la ONU promueve una “diplomacia preventiva” y promueve el diálogo y la mediación donde sea necesario.

NUEVA YORK, EEUU/Agencias

You voted 'Gusto'.

---------*---------
Scroll to Top