Bolivia encara segunda elección judicial y apuesta por la transformación de la justicia (Presentación)

Bolivia encarará el domingo la segunda elección judicial de su historia (la primera se verificó en 2011) y apostará por la transformación de la justicia, un tema muy sensible en el país y pendiente de solución hace muchas décadas.

    La elección de los magistrados mediante el voto popular que es una forma inédita, al menos en la región, de elegir a quienes ocuparán los más altos cargos en las entidades judiciales, busca democratizar el sistema judicial y atenuar los principales males de la justicia: la retardación, la desigualdad en el acceso y el cuoteo político del organismo judicial, entre otros.

    Sin embargo, la oposición rechazó ese proceso e inició una campaña por el voto nulo a manera de expresar su protesta contra la corrupción y la manipulación de la justicia.

    Líderes políticos y ex autoridades del país, en un comunicado, expresaron que los comicios sólo ofrecen seis años más de "una administración de Justicia que repita los vicios y problemas que han destruido nuestro sistema judicial".

    En 2011, el 16 de octubre, 5,2 millones de ciudadanos fueron habilitados para sufragar y los resultados de esos comicios establecieron 42,60% de votos nulos (1.779.425); 42,34% de válidos (1.768.576) y 15,07% de blancos (629.469).

    Seis años después, la población boliviana nuevamente es convocada para emitir su voto en las urnas, aunque según el vicepresidente Álvaro García Linera, el problema de la justicia sigue siendo tal, pese a que se trazó una estrategia en la Cumbre Nacional de Justicia Plural que se efectuó en junio de 2016, otro intento para superar la pésima administración de justicia en Bolivia.

    En enero de 2016, el segundo del Ejecutivo boliviano aseveró que "la justicia está podrida". En junio de este año afirmó que no confía en la justicia y propuso avanzar en una reforma "estructural" que incluya a la familia y al sistema educativo.

    Según datos que ofrecen medios de comunicación locales, en todo el país hay 1.082 administradores de justicia para resolver más de 800.000 causas que están en trámite y atender a los 11,1 millones de habitantes.

    En 2016 ingresaron 395.814 causas que se sumaron a las que ya estaban en marcha, lo que hizo que la pasada gestión cerrara con 870.252 procesos en trámite.

    El Tribunal Supremo Electoral (TSE) informó que para los comicios del 3 de diciembre se habilitaron a 6,4 millones de ciudadanos, quienes sufragarán en 30.309 mesas electorales que estarán controladas por 181.844 jurados electorales.

    Los votantes deberán elegir a 26 autoridades, con sus respectivos suplentes, para el Consejo de la Magistratura (CM), Tribunal Agroambiental (TA), Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que forman el Órgano Judicial, y el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), de 96 candidatos que fueron seleccionados por legisladores y miembros del Sistema Universitario de Bolivia, que avaló la transparencia en ese proceso.

    Para el CM se elegirá a tres titulares y tres suplentes de una lista de 10 postulantes, para el TA a cinco titulares y cinco suplentes de una lista de 14, para el TSJ 9 titulares y 9 suplentes al igual que para el TCP, en ambos casos la elección es por circunscripción departamental.
Ma/cc                    ABI


---------*---------
Scroll to Top