Bolivia devuelve a dos carabineros chilenos

“Tenemos la oportunidad de dar ejemplo al mundo entero de que el odio y la venganza se vencen con clemencia y tolerancia”, afirmó ayer el presidente Evo Morales a tiempo de confirmar que Bolivia devolverá con todas las garantías necesarias a los dos carabineros chilenos que ingresaron de forma ilegal a territorio nacional con la portación ilegal de armas. El incidente fronterizo se resolvió por la vía diplomática.

La tensión y la espera del gobierno chileno por la suerte del suboficial Jaime Rubén Díaz Pezo y el cabo segundo Nicolás Antonio Morales Manríquez, terminaron ayer después que el Mandatario boliviano anunció que se los restituirá a su país y a sus familias a pesar de que ambos fueron encontrados en flagrancia bajo el argumento de una supuesta persecución a ladrones que se habrían robado un auto que la Policía Boliviana nunca encontró, según Morales.

“Estas dos personas serán restituidas a su país, a su familia, preservando su integridad de eso no debe quedar la menor duda”, afirmó Morales y agregó que oyó el pedido de una de las madres de los carabineros.

“Cómo podríamos desoír el clamor de esta madre, como podríamos generar desolación y tristeza de las familias de estos servidores del Estado de Chile”, afirmó.

Horas antes, el Mandatario boliviano informó que ya tenía los detalles de la detención de estos dos oficiales chilenos y confirmó que fueron sorprendidos en territorio boliviano a siete kilómetros de la línea fronteriza y que cuando se vieron sorprendidos por la Policía boliviana intentaron huir.

La autoridad recordó y comparó el hecho con la detención de los nueve bolivianos el 19 de marzo en la frontera con Chile, recordó cómo los detuvieron a punta de armas, boca abajo y con golpes que les dejaron heridas y hematomas.

Recordó además el trato humillante al que fueron sometidos los nueve bolivianos cuando los trasladaban a juzgados chilenos encadenados de pies y manos y la “sentencia” previa de la presidenta Michelle Bachelet que un día después de su detención dijo que eran ladrones y que la justicia se encargaría del caso.

En ese marco, el Presidente del Estado dijo que la decisión de devolver a los carabineros “muestra al mundo lo que se debe hacer después de un incidente fronterizo” y dijo que la actual situación se contrasta notablemente de los que hizo Chile con los nueve bolivianos.

“En nuestro país prevalece y siempre prevalecerá la cultura de la paz, el diálogo y la tolerancia y sobre todo muestra la convicción de que la venganza y la revancha no son los signos distintivos del pueblo boliviano”, manifestó.

Asimismo aseguró que “los carabineros fueron tratados siempre como oficiales por la Policía Boliviana, respetando su investidura a quienes se los trasladó hasta Uyuni donde fueron revisados por el servicio médico que constataron que los detenidos gozaban de perfecta salud y no tenían ninguna lesión”, aseguró.

DIÁLOGO

En la ocasión el Jefe de Estado convocó a Chile a retomar el diálogo bilateral para promover protocolos de actuación ante este tipo de incidentes fronterizos y retomar todos los temas que beneficien a los dos pueblos.

“Bolivia es un Estado que promueve la cultura de la paz, y se requiere profunda vocación de los pueblos para construir el desarrollo equitativo con respeto recíproco apelando a los principios de cortesía, tolerancia”, mencionó.

Dijo que es hora que Bolivia y Chile resuelvan sus problemas pendientes a través del poder de la negociación.


---------*---------
Scroll to Top