Barrio Chino de La Paz, inseguro y sin autoridad

El Barrio Chino de La Paz es un lugar donde se acumula la delincuencia que genera inseguridad entre los habitantes de la ciudad y la Alcaldía no sienta autoridad en este lugar. Es un tema aún pendiente para la Policía y el municipio admitió el director de Propiedades de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Juan José Millán.

“En esta zona denominada Barrio Chino sería bueno que las autoridades municipales tomen cartas en el asunto porque el asentamiento de los comerciantes es realizada en plena calle, en las aceras y advertimos que no hay control en todos los puestos de venta, si existiera mayor presencia municipal en este lugar podremos enfrentar la delincuencia” afirmó Millán.

De manera evidente, este medio de comunicación advirtió que ninguna autoridad municipal realiza operativos en esa zona comercial de productos de dudosa procedencia, ningún funcionario de la Alcaldía pide a los vendedores el carnet gremial y menos impiden el asentamiento de los “Albertos” que comienza a partir de las 19.00 horas todos los días.

Los denominados “Albertos” son las personas que reciben de ladrones, materiales robados para comercializarlos.

En este lugar, ubicado entre las calles Pedro de la Gasca y Sebastián Segurola, todo es regateado al menor precio posible, un plato de arroz con silpancho puede llegar a costar hasta Bs 2 y la comida más cara no sobrepasa los Bs 8, una zona muy barata para cientos de “Albertos” que ofertan desde un par de libros, carteras de mujer exhibidas sin mayor gracia y aparatos tecnológicos de dudosa procedencia.

La autoridad policial explicó que con el pasar del tiempo, este lugar se convirtió en un foco de proliferación de la delincuencia que afecta la seguridad de la ciudadanía.

“Podemos afirmar que el Barrio Chino es un lugar donde se acumula la delincuencia y se ofertan cosas robadas a vista y paciencia de la sociedad, eso afecta de manera significativa la seguridad ciudadana en La Paz”, afirmó Millán.

El policía explicó la manera de proceder en el lugar: “La mitad de mis casos de manera general están vinculados al robo y hurto de celulares, además, vivimos en un país donde la libre oferta y demanda genera delincuencia porque los denominados ‘Albertos’ presionan más a los delincuentes diciéndoles ‘necesito más celulares de tal modelo, tal equipo’ y los antisociales, cada vez más jóvenes, delinquen con mayor frecuencia” expresó Millán.

Al mismo tiempo, la autoridad policial informó que en pasados días devolvieron cuatro celulares decomisados en el Barrio Chino a sus legítimos propietarios, quienes habían denunciado ante las empresas telefónicas el robo de sus teléfonos móviles.

REDES SOCIALES

En las redes sociales, existen cientos de páginas que invitan a la población a comprar y vender equipos robados, flasheados (con información del propietario anterior borrada) o en desuso.

En las páginas de internet denominada “Barrio Chino – La Paz” que están, generalmente, en la red social Facebook y en el tuiter se puede encontrar la foto del objeto vendido, el precio y la información (a veces falsa) de la persona que oferta dicho producto.

DENUNCIA

En las últimas semanas la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen recibió varias denuncias relacionadas a robo de objetos personales en domicilios de personas particulares.

El modus operandi de la mayoría de los casos denunciados coincidía porque los ladrones usaban una pata de cabra para ingresar a los domicilios y un vehículo para escapar tras cometer los robos.

En la zona de Calacoto, un vecino denunció que le fueron robados de su domicilio en horas de la madrugada tres garrafas, 2 televisores de 42 pulgadas, un celular, una licuadora y un detector de billetes falsos.

Otro habitante de esa zona también registró que un televisor de 42 pulgadas, una computadora portátil, un celular y una suma de Bs 8.500.

De igual forma otra persona denunció el robo de ropa, dos relojes y objetos valuados en $us 7.000

Según explicación de funcionarios policiales la mayoría de los objetos robados en los domicilios son para venderlos en el Barrio Chino a precios ínfimos y sin garantía que valide su durabilidad.

“La ciudadanía prefiere ‘ahorrarse’ y comprar cosas a medio uso lo que los motiva recurrir a estos lugares de venta libre bajo la ley de la oferta y la demanda y se convierte en un círculo vicioso que genera más delincuencia” señaló Millán.

JUVENTUD

“Muchas veces los menores de edad que viven en las calles deben robar para sobrevivir porque esa fue la única actividad que conocieron desde que tienen uso de razón y a veces son obligados a robar bajo la amenaza de ser denunciados a las autoridades” explicó el subdirector de la fundación Munasim Kullakita Ariel Ramírez a un medio de comunicación local de La Paz.

Este medio de comunicación observó que en el Barrio Chino varios vendedores en esta zona eran personas jóvenes quienes ofertan celulares y otros objetos a precios que no sobrepasan los $us 100.


---------*---------
Scroll to Top