Banco Central asegura que política contra cíclica hizo frente a la crisis internacional

El presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Pablo Ramos, aseguró el martes que la política económica contra cíclica implementada en el país permitió hacer frente al ciclo económico recesivo que se tradujo en la crisis que afectó a la comunidad internacional.

    Ramos explicó, en un boletín institucional, que la crisis internacional afectó a la comunidad internacional porque muchos bancos centrales aplicaron medidas pro cíclicas, restringiendo el crédito, contrayendo la masa monetaria y elevando las tasas de interés.

    En Bolivia se utilizó un mecanismo contrario y se bajaron las tasas de interés para mantener los niveles altos de crédito y que la economía esté abastecida permanentemente con los medios de pago necesarios para llevar adelante los programas de inversión, dijo.

    Ramos añadió que también se mantuvo una política monetaria expansiva, en lugar seguir las recomendaciones de la economía ortodoxa orientadas a la contracción.

    Agregó que también se mantuvieron los programas de inversión pública, es decir el financiamiento que otorga el BCB para que se cumplan los proyectos, que son las bases para el desarrollo económico del país.

    También indicó que se sumaron las políticas sociales traducidas en los bonos que otorga el Gobierno del presidente Evo Morales, como el Juancito Pinto para los niños en edad escolar; Juana Azurduy de Padilla a favor de las madres gestantes; y la Renta Dignidad en beneficio de las personas de la tercera edad.

    Actualmente, Bolivia está entre los países que encabeza el crecimiento económico en Sudamérica tras la implementación de un "modelo económico social comunitario y productivo", desde 2006, complementó Ramos.

    El lunes, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, destacó, en una reunión con el presidente Evo Morales, que Bolivia dio una lección de desarrollo inclusivo y redistribución de la riqueza, según informó el embajador Sacha Llorenti.

    Por otro lado, Ramos destacó que la moneda boliviana recuperó paulatinamente sus funciones básicas como medio de pago, ahorro y como unidad de cuenta gracias a la estabilidad cambiaria dentro del proceso grande denominado la 'Bolivianización'.

    "Tenemos instrumentos de política monetaria que han permitido que nuestra moneda recupere esas sus funciones básicas, que hasta hace algunos años estaban en manos de una moneda extranjera: el dólar", señaló.

    El ejecutivo del BCB recordó que antes de 2006 había un alto proceso de dolarización, ya que casi el 100% de los ahorros y préstamos en entidades bancarias se hacían en dólares; mientras que en la actualidad la moneda nacional o boliviano concentra el 97% de los créditos y el 84% de los depósitos.
redcentral-mcr/rm/       ABI


---------*---------
Scroll to Top