Autoridades garantizan que no habrá impunidad para infanticidas

En promedio, se reporta un infanticidio por semana en el país. En los primeros meses de la gestión 2018, se registraron al menos 9 infanticidios, lo que en promedio significa un asesinato de un menor cada ocho días, según reportes de prensa y de instituciones especializadas a nivel nacional.

Ante este panorama,  la directora general de la Niñez y Personas Adultas Mayores, Ninoska Durán, aseguró a ANF que la lucha contra la violencia infantil es tema prioritario para la cartera de Justicia.

“Cuando hablamos de infanticidio estamos hablando de la violencia extrema que ha llevado a la muerte de un niño, niña y el Ministerio de Justicia está llevando una agenda prioritaria. No solamente en atención de casos cuando los decesos de niños ya han ocurrido, sino con una mirada de prevención, de atención de casos de la forma más humanizada”, dijo Durán.

En ese sentido, manifestó que se busca mediante protocolos establecidos, que operadores de justicia y demás funcionarios vinculados, brinden todas las garantías para la recepción de denuncias y el esclarecimiento de casos, evitando que los niños sean revictimizados y que tengan una justicia oportuna y rápida.

“Estamos alentando a las personas que puedan denunciar. Esta visibilización de casos que estamos viendo, es porque la gente ya denuncia y no ve la violencia únicamente como un entorno privado, en el que rige el pacto de silencio, el encubrimiento”, manifestó.

DENUNCIAS PÚBLICAS

Dijo, sin embargo, que ese despacho por el momento no cuenta con cifras actualizadas o que hayan sido reveladas.  Los casos de infanticidio que se conocen son los que han sido reportados a través de los medios de comunicación.

Consultada sobre qué se está haciendo para la lucha frontal contra la grave vulneración de los derechos de la niñez, aseguró que el país ya cuenta con leyes, a las que calificó de vanguardistas; también con presupuesto.

Sin embargo, manifestó que lo que aún no se tiene es la respuesta institucional, por lo que “se busca fortalecer capacidades en juzgados, fiscalías, defensorías y demás entidades, directamente ligadas a esos hechos. “Solamente con esa articulación es que se van a lograr obtener resultados de impacto”.

Informó que el Ministerio de Justicia aprobó el año pasado un protocolo para la atención de violencia sexual a niñas y niños, además de una ruta crítica de denuncia, intervención y restitución de derechos.

“Considero que la gente sí está denunciando, no como quisiéramos, pero si está denunciando por eso los casos se están haciendo visibles, pero para el Ministerio eso no es suficiente, estamos preparando y generando las condiciones necesarias en instancias de protección para que cuando una persona se decida a denunciar pueda recibir una respuesta institucional adecuada, respetuosa, que no revictimice, que sea rápida, esos son elementos que estamos trabajando”, agregó.

OPERADORES DE JUSTICIA

La abogada experta en niñez insistió en que los operadores de justicia y funcionarios deben entender que la atención de estos casos constituyen una “propiedad absoluta” y que por tanto deben regirse al protocolo establecido para dicho fin.

“Recibimos denuncias de que los operadores de justicia o instancia de carácter administrativo, no están generando una adecuada atención. Entonces no solo está en que la gente se anime a denunciar, si no en la respuesta institucional que tiene que estar basada justamente en esta protección integral a las víctimas”, señaló.

Recientemente, el Fiscal General, Ramiro Guerrero develó que en 2017 ocurrieron 87 infanticidios a nivel nacional, la mayoría se registraron en La Paz con (29), seguido de Cochabamba con 24, Santa Cruz con 15, Chuquisaca con seis, Oruro con cuatro, Tarija con cuatro, Potosí con tres y Beni con dos. Sin embargo organizaciones que trabajan contra el infanticidio aseguran que la cifra podría ser mayor.

INFANTICIDIOS REPORTADOS

2 de enero. Una mujer de 21 años en estado de gestación quitó la vida a su hijo de tres años en el Plan 3.000 en la ciudad  Santa Cruz, justificó que cometió el delito por problemas que tenía con su pareja, quien se fue a otro departamento para pasar las fiestas de fin de año luego de la ruptura conyugal.

4 de enero. Un bebé de cuatro meses y su madre de 16 años fueron asesinados en el municipio de Pucarani del departamento de La Paz. El delito presuntamente fue cometido por la expareja de la víctima y padre del menor.

13 de enero. Ese día se conoció del deceso de un menor de seis años en el hospital Los Pocitos del Plan 3.000 de Santa Cruz. La madre en un principio dijo que se trataba de una picadura, pero al ver los moretones los médicos la denunciaron ante la Policía.  

23 de enero. En Sucre, un hombre asesinó con puñaladas a su pareja y a su hijo. La Policía informó que había antecedentes de agresiones.

30 de enero. Una pareja, luego de que requiriera tención en el hospital de El Torno de Santa Cruz, fue aprehendida por presunto infanticidio, luego de que la mujer, quien se encontraba en estado de gestación, diera a luz a una criatura que luego termina perdiendo la vida, en su domicilio.

Argumentó que expulsó accidentalmente a la criatura de siete meses, mientras se encontraba en su casa y que el neonato cae golpeándose su cabeza contra el suelo, por lo que sufre de un traumatismo encéfalo craneal y luego ella acudió para ser atendida; pero se detectó contradicciones en su declaración.

25 de febrero. Jade, una niña de dos años falleció en la zona Santa Rosa de El Alto, la menor presentaba signos de maltrato infantil. Sus dos progenitores fueron imputados por el delito infanticidio.

Un día después el Juez Sexto de Instrucción en lo Penal de El Alto, sentenció a 30 años de prisión al padre, José C. T., quien tras someterse a un proceso abreviado, confesó ser el responsable de la muerte de, su hija de dos años y siete meses. En tanto, la madre Belén C. Ch., quien no se sometió al juicio abreviado, fue enviada al penal de Miraflores detenida preventivamente por el delito de infanticidio.

26 de febrero. Otra bebé de dos meses fue abandonada en una discoteca de la calle 5 de la avenida Franco Valle de la ciudad de El Alto con una mamadera. Ante el descuido, la menor se atragantó con la leche y perdió la vida antes de llegar al hospital.

13 de marzo. Se conoció el asesinato de dos niñas, dos y cuatro años, envenenadas por su madre y al ver que al sustancia no funcionaba, al parecer, optó por asfixiarlas. La mujer, presuntamente tendría cuatro semanas de embarazo, declaró haber cometido el hecho por problemas conyugales.

(ANF)


---------*---------
Scroll to Top