Aumentan dolencias crónicas

Los encargados del nosocomio afirman que las condiciones de atención son precarias, el material ya cumplió su vida útil.

El área de Servicio de Urgencias atiende a más de 100 personas por día, entre niños y adultos; sin embargo, el número de patologías crónicas en los pacientes ha ido incrementándose, sobre todo en adultos mayores, según informes de ese nosocomio.

“En esos casos estamos haciendo ese tipo de atenciones, lo que ha aumentado en la atención son personas que se presentan con enfermedades crónicas", afirmó Alejandro Enríquez.

En el caso de adultos son aproximadamente 70 personas que acuden a este lugar durante el día y de este número el 70% son adultos mayores.

EMERGENCIAS SANITARIAS

Por otra parte también se han registrado un aumento en la demanda de visitas que requieren atención de emergencia.

“Hablando porcentualmente de 35 a 40%, ha aumentado, lo que sucede es que nosotros estamos viendo a personas que tienen alto riesgo de lesiones, o de compromiso de vida o de su salud", afirmó.

Enríquez indicó que cuentan con la colaboración del personal de apoyo para asegurar la atención que corresponde en dicho nosocomio.

"El personal de urgencias no ha variado, son dos médicos por turnos de cada 12 horas y tenemos un refuerzo en la tarde y nos apoya personal de consulta", añadió.

ATENCIÓN INFANTIL

En el caso del sector infantil el número de atención de cada jornada supera la veintena en un número que va incrementando a medida que pasan los días, según el registro que elabora el personal administrativo del lugar.

Este servicio del Hospital Holandés debe encargarse de cubrir aproximadamente un millón de habitantes de esta urbe, con todas las falencias que tiene y “lamentablemente el Hospital del Norte no está siendo funcional en este momento", expresó el encargado del área

REFACCIÓN CON RECURSOS PROPIOS

Techos con agujeros, camillas rotas y paredes desgastadas forman parte del Servicio de Urgencias el Hospital Holandés, sin embargo el personal aporta cuotas de sus propios recursos para brindar mejor atención, informó el jefe de esa unidad, doctor Alejandro Enríquez.

Enfermeras y médicos de emergencia de dicho nosocomio atienden más allá de patologías, falencias estructurales con recursos propios que aportan de vez en cuando para cubrir reparaciones de diferentes tipos, explicó Enríquez.

“Tenemos todas las falencias habidas y por haber, tres camillas se han roto por vejez, en el techo hemos ayudado un poco a cambiar la estética", aseguró.

Además, algunos pasillos se encuentran recién pintados ya que los médicos tuvieron que tomar acciones inmediatas para evitar el deterioro de las paredes y el mal aspecto de la pintura descascarada.

MAL ESTADO

"La pintura de afuera es nueva, muchas cosas son puestas con nuestro dinero, la buena atención no tiene que relacionarse con el dinero”, indicó el jefe de emergencias.

Asimismo, admitió que es "trágico" no contar con equipamiento e infraestructura adecuada en un hospital, para atender a todos los pacientes, pero pese a ello "hemos salvado muchas vidas", agregó

Sin embargo, pese a la iniciativa de este personal, todavía se puede evidenciar el mal estado de algunos elementos en el lugar.


---------*---------
Scroll to Top