Aseguradoras indemnizaron cerca de USD 270 millones durante 2016

La Asociación Boliviana de Aseguradoras (ABA) informó que al finalizar 2016, el monto indemnizado en cuanto a siniestros se acerca a los 270 millones de dólares, registrándose un crecimiento del 21% en este rubro.

Por otra parte, se estima que a la conclusión del año, si se mantiene una tendencia similar de comportamiento, el sector asegurador superará los 470 millones de dólares de producción directa neta de anulaciones, lo cual representará el 5% de incremento con relación a la gestión 2015.

“Se puede advertir que hemos tenido una buena gestión 2016 y que el mercado asegurador boliviano mantiene un crecimiento anual continuo, lo que se ve reflejado en la mayor demanda de productos y la captación de mayores asegurados gracias a la solvencia y estabilidad del sector”, señaló José Luis Camacho, Presidente de ABA.

“Los crecimientos tanto en los ramos de Seguros Generales como en los de Seguros de Personas han beneficiado al desarrollo sostenido del mercado asegurador de nuestro país, con un  crecimiento que aun siendo algo menor que en años anteriores (12,34% en 2014 y 7,73% en 2015), continúa denotando el aumento en la utilización del servicio de seguro por parte de los consumidores o asegurados”, indicó el ejecutivo.

Estructura de cartera
La estructura de la cartera global hasta septiembre de 2016 presenta, entre los ramos más significativos, por su mayor monto en primas, a los de Desgravamen Hipotecario (18%), Automotores (17%) e Incendio (11%); que entre los tres suman el 46% de la producción total. Le siguen Vida Individual (8%) y Salud o Enfermedad (7%).

En cuanto a siniestros, los ramos en los que se realizaron las mayores indemnizaciones fueron Automotores, Correcta Inversión de Anticipo y Cumplimiento de Obra y, por ende, fueron los ramos que registraron los mayores índices siniestrales en el año, acompañados de Desgravamen Hipotecario y Salud o Enfermedad.

Distribución regional de los seguros
En cuanto a la distribución regional de los seguros en nuestro país, continúa existiendo una manifiesta concentración de la actividad aseguradora en las ciudades de La Paz (43,39%) y Santa Cruz (43,25%), con más de un 85% del volumen de primas captadas.

Esta distribución deriva del mayor número de asegurados en dichas plazas, así como del movimiento económico de las mismas.

Seguros, PIB y población
La posición del seguro en el marco de la actividad económica del país se ve reflejado en el Índice de Penetración que para el 2016, se calcula que será del 1,3% del PIB.
Se estima que el importe de primas de seguro por habitante o Índice de Densidad en el año 2016 se situará alrededor de los 42 dólares per cápita.

Seguros por modalidades
Efectuando un desglose por modalidades, a septiembre de 2016 podemos apreciar que el comportamiento de los Seguros de Personas ha continuado la tendencia de ejercicios anteriores, con un crecimiento del 12,36%.

En los Seguros de Fianzas, también se tuvo un incremento, que fue del 5,91%. En cambio, la producción de Seguros Generales experimentó un decremento del -1,5% con relación al mismo periodo del 2015.

Por su parte, el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) tuvo un crecimiento para este último ejercicio situado en el 2,27% con relación al año anterior.

Recuadro

José Luis Camacho, presidente de ABA:

“Nuestros desafíos junto al Estado son la reforma del seguro social obligatorio a corto plazo y ejecutar el seguro agrícola”

José Luis Camacho, Presidente de la Asociación Boliviana de Aseguradoras (ABA) hizo referencia a los desafíos del sector asegurador en nuestro país para 2017 y años venideros.

“Uno de los grandes desafíos que el mercado de seguros plantea hoy al Estado, en términos de legislación y de administración de los seguros, es la reforma del seguro social obligatorio a corto plazo (para proveer salud), en la que Bolivia se encuentra rezagada en relación con la región”, indicó.

“De la misma forma estamos preparados para implementar el seguro agrícola con la participación estatal que permita que los productores agrícolas enfrenten las catástrofes naturales, lo que se constituye en una pieza clave de la lucha contra la pobreza.  El país ya cuenta con una Ley que norma el funcionamiento del seguro agrícola, pero aún falta que el sector privado se incorpore a la ejecución del mismo”, comentó el ejecutivo.

“También es necesario el desarrollo de los microseguros, que permiten asegurar bienes por montos menores. Por esta razón, el sector asegurador tiene una propuesta específica para estos productos”, dijo.  “Creemos que el Estado puede brindar condiciones generales apropiadas, políticas públicas, que permitan al sector privado -particularmente a las compañías de seguros- concentrar sus esfuerzos en brindar seguros al mercado de bajos ingresos, así como una mayor implicación en su responsabilidad de protección social jugando un rol más activo en el desarrollo de la capacidad institucional”, concluyó Camacho.


---------*---------
Scroll to Top