Asamblea Legislativa aprueba voto de confianza a favor del Ministro de Medio Ambiente y Agua

    La Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) aprobó el sábado por más de dos tercios el orden del día puro y simple y emitió el voto de confianza a la interpelación del ministro de Medio Ambiente y Agua, Carlos Ortuño, por el racionamiento de agua en las ciudades de La Paz y El Alto, en noviembre del año pasado.

    "El pleno de la Asamblea ha decidido dar por aprobado el informe que del ministro Ortuño y darle un voto de confianza porque hemos considerado todos los datos que han sido satisfactorias", dijo el presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzales.

    Recordó que la interpelación se suspendió en enero por el cambio de ministros, tras la renuncia de la ex ministra Alexandra Moreira.

    La sesión de interpelación comenzó pasadas las 09h20 locales y concluyó a las 15h20, y fue dirigida por el vicepresidente y presidente nato de la ALP, Álvaro García Linera.

    "Ante la emergencia del agua las decisiones posteriores de EPSAS (Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento) ya no pudieron revertir la crisis y esto obligó al Gobierno nacional asumir una medida drástica pero inmediata en el mismo mes de noviembre", explicó Ortuño en su interpelación.

    Ortuño respondió 38 preguntas, a solicitud de seis diputados de oposición, de los cuales solo cinco se encontraban en sala.

    Dijo que primero se destituyó al interventor de EPSAS y al director de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento (AAPS) y se conformó el Gabinete del Agua para atender la crisis.

    Recordó que el Gobierno destinó una inversión de más de 68 millones de dólares para atender la emergencia y ejecutar cuatro proyectos de agua para garantizar el abastecimiento del líquido elemento en La Paz y El Alto.

    El 8 de noviembre del año pasado, EPSAS decidió racionar el suministro de agua potable en 94 zonas de la zona Sur y la ladera Este de La Paz ante la falta de lluvias y el descenso de las reservas en las represas de Hampaturi e Incachaca.

    El Ministro de Medio Ambiente y Agua dijo que en ningún momento de la crisis se interrumpió el control de calidad de agua, por el contrario se incrementó 15% el control en las redes de distribución entre noviembre y febrero de 2017, que dieron cien por ciento de conformidad en la calidad.

    Dijo que el Gabinete del Agua atendió más de 48 mil reclamos por el racionamiento e instaló más de 170 tanques estacionarios de agua para los barrios afectados.

    Recordó que el año pasado la sequía afectó a las represas de Hampaturi, Ajuankhota e Incachaca que abastecen al sistema Pampahasi que comprenden los 94 barrios de La Paz.

    "Incachaca una presa con una cuenca muy pequeña, es vulnerable el descenso de niveles en el mes de mayo empezaron a bajar, (...) Ajuankhota a partir de julio de 2016 se reportó una drástica reducción del almacenamiento, en octubre se reduce con un nivel casi nulo", explicó.

    No obstante, dijo que el Gobierno asumió medidas inmediatas como el ducto para trasvase de agua de Palcoma y la construcción del acueducto Palcoma-Hampaturi, obra que demandó una inversión de 6,3 millones de dólares.

    Con la entrega de esas obras, dijo que el Gobierno garantizó la dotación de 12 horas diarias de agua potable por red para las 94 zonas afectadas, tomando en cuenta que el racionamiento inició con la dotación de agua de 3 horas cada dos días.

    Por otra parte, detalló que está en ejecución la planta de agua y tratamiento de Chuquiaguillo, el proyecto de Alto Hampaturi, el canal Milluni I, una línea de pozos, entre otros los cuales se adelantaron 10 años porque estaban contemplados en el Plan Maestro con un plazo hasta el 2036.

    Informó que el Gobierno entre 2006 y 2016 invirtió en proyectos de agua y saneamiento más de 293 millones de bolivianos en La Paz y más de 738 millones de bolivianos en El Alto.
asc-mcr/           ABI

 


---------*---------
Scroll to Top