Anuncian antropología forense

   El fiscal de materia, Genaro Quenta, informó ayer, que dentro del caso reabierto por la muerte del padre y periodista Luis Espinal se ordenará realizar una antropología forense, para determinar nuevos indicios, además de que se prepara una lista de periodistas, colegas de Espinal, para que declaren como testigos.

Al ser consultado sobre cuáles son los avances en el caso que fue reabierto por segunda vez, ante observaciones hechas por el juez, Quenta dio a conocer la lista de las personas que serían citadas: “Me refiero al señor Carlos Mesa, Paolo Agazzi, Iván Canelas, Fredy Morales y a Zulema Alanes”.

El fiscal afirmó que existe una gran dificultad para dar con el paradero de los mencionados, ya que si bien son personas y periodistas reconocidos en los medios de comunicación, se desconoce el domicilio de los mismos.

“De algunos se sabe que son periodistas por la opinión pública, pero no tenemos sus domicilios. Otro gran problema que tenemos es que apenas hay un solo apellido y el Segip nos pide dos apellidos (para proporcionar la dirección de los mismos)”, afirmó.

ANTROPOLOGÍA FORENSE

Por otro lado, el fiscal Quenta anunció que se está solicitando al Instituto de Investigaciones Forenses, la realización de una “antropología forense”, para determinar las causas de la muerte del religioso.

“Se va realizar una pericia en antropología forense, como el cadáver del padre Luis Espinal, data de hace más de 30 años, estamos designando un perito, a efectos de que determine la causa de la muerte”, aseveró Quenta.

Según los datos de la investigación y recopilación de fuentes históricas, en enero de 1980, Luis Arce Gómez y Luis García Mesa elaboraron una lista de 115 personas que debían ser eliminadas antes del golpe de Estado, perpetrado y encabezado por estos dos, el 17 de julio de 1980, contra la presidente Lidia Gueiler.

ASESINOS

Según una denuncia realizada por el coronel Roberto Melean, que cumple condena por crímenes durante la dictadura militar, en octubre del año pasado, los coroneles Jaime Niño de Guzmán y Freddy Quiroga Reque son los dos autores intelectuales de la muerte del padre Luis Espinal.

“Los autores intelectuales son el coronel Jaime Niño de Guzmán, el coronel Freddy Quiroga Reque. Los materiales son Carlos Unzueta Barrientos, Javier Hinojosa Valdez, le dicen el Lince, Ayo Elguero Larrea y su hermano”, declaró Melean.

Según los datos ofrecidos, Niño de Guzmán fue el comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), mientras que el resto de los uniformados mencionados fueron subordinados en otras unidades militares durante los años 80.

Apuntó, además, que el motivo de la muerte del sacerdote jesuita fue “una denuncia por un negociado, corrupción en la compra de unos aviones Hércules” por un monto que oscilaba entre los 200.000 a 700.000 dólares estadounidenses.

Espinal fue secuestrado la noche del 21 de marzo de 1980, luego de asistir a una función de cine, fue llevado al matadero de la zona de Achachicala donde luego de ser torturado por más de cinco horas, su cuerpo sin vida fue abandonado en otra calle cercana.

El Diario.


---------*---------
Scroll to Top