Algunos jóvenes perdieron aprecio a imagen paterna

Los padres mayores y los abuelos afirman que la disciplina era más estricta en su tiempo, pero ahora las nuevas tecnologías han cambiado el carácter de los hijos hacia su progenitor.

La tecnología actual, televisión e internet, ha hecho que lo jóvenes de estos tiempos pierdan los valores y el respeto hacia el padre, de esta manera la desobediencia y la falta de cariño han hecho que los progenitores se sientan aislados del mundo de sus hijos.

El sondeo de opinión que efectuó EL DIARIO, dio lugar a que exista una comparación en utilizar el mecanismo de la autoridad de padres a hijos, en la actualidad, indican que esta actitud, como método, no es de las mejores.

Anteriores años

Para los padres, que ahora ya son abuelos, en su niñez, estuvo vinculada a la disciplina que en muchas de las ocasiones fueron violentas, ha sido una actitud por generaciones que logró la forma de ejercer control y orden sobre los hijos.

Todo esto se replica en una marcada transmisión intergeneracional en dos partes, como la directa que significa que lo que un hombre (hoy papá), recibió de su padre, lo replica en su experiencia propia y hace lo mismo que hicieron con él, en materia de formación perfecta, disciplina y amor, en una mano con hiel y en la otra con miel.

Una de las conclusiones sobre las generaciones masculinas y su papel de padres, es que la idea del patriarcalismo, la de ese papá que mandaba sin cuestionamiento alguno, en especial en la primera y segunda generación, cambió con los padres de hoy.

TECNOLOGÍA

Para muchos padres, hoy abuelos en su mayoría, toda esta situación ha cambiado de forma repentina, debido a que la actitud de los padres actuales ya no son rígidas ni autoritarias, más al contrario, condescendientes y de amigos, aunque para muchos esa actitud no es aconsejable.

Para muchos padres de familia, alteños, especialmente el internet y la tecnología televisiva ha cambiado el rumbo de los jóvenes, debido a los programas que se emiten, donde el contenido solo muestran los derechos y no las obligaciones de los hijos.

Si de recordar algunos aspectos de análisis se trata, el estudio sostiene que los bisabuelos, la primera generación aplicó, al pie de la letra, el dicho que reza: "la letra entra con sangre”.

Cambios sociales

Los hoy abuelos, vivieron en medio de la confusión de si podían seguir ejerciendo su autoridad a través de la mano dura y los gritos, al verse enfrentados a una realidad distinta en la que su machismo fue reprimido por una mujer que, gracias a la revolución femenina, comenzó a trabajar y a implementar sus pautas de crianza, y la agresividad empezó a ser cuestionada por las políticas del Estado, al aprobar leyes y normas que protegen a los niños.

Los papás de esta generación que tienen 35 años o menos, se han inclinado más por lo racional y pese a que aceptan que ya no son los únicos proveedores de la familia, pues hoy la mujer también trabaja y, además, tienen que compartir las tareas u oficios del hogar y colaborar en la crianza de los niños, viven inmersos en medio del desconcierto, porque no tienen claro cómo ejercer realmente su papel como padres.

Una de las grandes conclusiones de la investigación sobre las generaciones masculinas y su papel de padres es que la idea del patriarcalismo, la de ese papá que mandaba sin cuestionamiento alguno, en especial en la primera y segunda generación, cambió con los padres de hoy.


---------*---------
Scroll to Top