Alcaldía prepara plan piloto para fiscalizar construcciones

    El municipio de La Paz prepara un proyecto piloto de fiscalización y control de edificaciones para verificar su cumplimiento con la documentación técnica que permite su construcción, gestión que además permitirá depurar la información catastral y motivar a los vecinos para tener en orden los documentos de su propiedad inmueble.

El anuncio corresponde al director de Administración Territorial y Catastral de la comuna, Álvaro Viaña, quien señaló que desde hace un año y medio se trabaja en la nueva norma de fiscalización de las construcciones donde se establece nuevas condicionantes para la autorización de viviendas, garantizando el cumplimiento de las normas y al a ves desincentivar el desmedido lucro con esta necesidad básica.

Mediante este plan piloto también se propone obtener información y documentos de los casos que tiene enfrenta esa dificultad, toda vez existen predios con registros de catastro pero no en impuestos y viceversa.

“Este proyecto se prevé lanzar el segundo semestre de esta gestión para alertar a los dueños de casa para que tengan sus documentos en orden y tengan el tiempo necesario para ordenar su documentación”, adelantó la autoridad edil.

De acuerdo con lo adelantado, la nueva propuesta de fiscalización municipal para construcciones plantea la concentrar toda información existente que se encuentra de manera dispersa, para cuyo efecto se utilizará fotografía satelital y otros mecanismos tecnológicos para obtener tener datos precisos, de linderos y pasos de servicios.

PROBLEMAS MENORES

Viaña explicó que debido a su particular topografía el municipio de La Paz ha ingresado en un proceso de redensificación, por lo que el crecimiento de las construcciones son edificios para generar propiedad horizontal , por tanto la necesidad contar con los documentos en orden es prioritaria, por lo que estas edificaciones son las más prolijas en la obtención de sus registros y estudios técnicos.

“Como los edificios van a ser comercializados en departamentos, oficinas, bauleras son los que se presentan a solicitar permisos de construcción con mayor regularidad. Es un tema que además implica créditos bancarios, por tanto sus documentos tienen que estar en orden”, señaló.

NUEVA NORMATIVA

Por su parte, el Secretario Concejal del Legislativo Edil, Fabián Siñani, señaló que la nueva normativa relativa a los procesos de fiscalización y no prevé ninguna disposición que permita la regularización para las construcciones al margen de las normas municipales.

“Ya hubo una norma para la regularización de los mecanismos y normar los aspectos en cuestión de plazos y requisitos. En aquellas construcciones que no tengan los procesos técnicos administrativos habrá que llevar adelante los mismos y en los casos de procesos relativos a la ocupación de áreas municipales se procederá con las demoliciones”, advirtió.

Las construcciones fuera de norma, a pesar de que no afecten propiedad municipal no podrán obtener los documentos que emite la comuna como el registro de catastro, participaciones de propiedad horizontal, entre otros. Mientras que para las construcciones en áreas excedentes la nueva normativa prevé su demolición por cuenta del propietario, además del pago de multas con elevados montos económicos.

“La aplicación de multas están previstas sólo para casos en los que exista ocupación de vías y espacios municipales sin autorización, además de su demolición pero en ningún caso su regularización”, puntualizó.

DOCUMENTACIÓN AL DÍA

De acuerdo con estadísticas municipales, el 70% de inmuebles no tienen sus documentos al día, lo que no significa que todas las construcciones sean ilegales. Esta situación se debe a una serie de factores, inclusive la falta de información en la propia comuna por defectos que se arrastran hace décadas atrás.

Al respecto, Viaña explicó a partir de 1985 con la emisión del Decreto Supremo 21060 que estableció una nueva política económica para el país, se generó un importante movimiento migratorio que ha generado el crecimiento desordenado de la mancha urbana, la necesidad de tener un techo ha obligado a las personas a realizar construcciones clandestinas que derivó en problemas que a la fecha no están resueltos y que con el tiempo se han complejizado.

El Diario.

 


---------*---------
Scroll to Top