Ajuste económico necesario en Bolivia

Bolivia vive “por encima de sus posibilidades desde hace cuatro años” y requerirá un ajuste macroeconómico y reformas fiscales, y dudan que las mismas se efectúen de inmediato por el ambiente preelectoral existente, analizó el banco de inversión estadounidense Torino Capital. El informe fue reproducido por el portal digital Alnavio y Noti America.com.

De su parte, la periodista de Alnavio, María Rodríguez, señaló que el país se ha beneficiado por más de una década de precios favorables en las materias primas, pero ahora empieza a no ser suficiente.

Bolivia, tarde o temprano, se enfrentará a un importante ajuste macroeconómico que requerirá de reformas fiscales, incluyendo “muy probablemente” una reducción del gasto, según valoración que hace el banco de inversiones Torino Capital, en su último documento sobre la economía boliviana, reproducido por el portal digital Alnavio.

Torino Economics, nueva unidad de análisis del Banco de Inversiones, subraya que Bolivia se ha beneficiado durante más de una década de precios favorables en los commodities (materias primas) y de una gestión macroeconómica prudente.

BOLIVIA EN EL BOOM

“Bolivia es un país al que le fue muy bien durante el boom de los recursos naturales. Cuando los precios de las materias primas comenzaron a caer, el país recurrió a políticas macroeconómicas contra-cíclicas, pero rehusó hacer un ajuste externo.

Como consecuencia, ahora presenta déficits considerables, del 6,3% del Producto Interior Bruto (PIB) en la cuenta corriente y el 7,8% del PIB en las cuentas fiscales. Esto nos hace pensar que el país va directamente hacia una crisis de balanza de pagos”, señaló el economista jefe de Torino Economics, Francisco Rodríguez.

Torino Capital, LLC es un banco de inversión y corredor de bolsa con sede en Nueva York. La firma se basa en la amplia experiencia de la industria, el profesionalismo, la experiencia local y las relaciones de larga data de su equipo en los EEUU, América Latina, Europa y Asia.

PERÍODO PRE-ELECTORAL

Según el informe, es “poco probable” que las reformas fiscales que necesita Bolivia se pongan en marcha antes de las elecciones de octubre de 2019. De hecho, la firma sostiene que “lo más probable es que el Gobierno lleve a cabo políticas expansivas más agresivas los próximos 12 meses, mientras el impulso preelectoral del presidente Evo Morales se pone en marcha”.

Gane, quien gane los comicios, “la nueva Administración probablemente tendrá que llevar a cabo unos ajustes macroeconómicos políticamente costosos”, sostiene el informe.

ATERRIZAJE CERCANO

“A excepción de una mejora dramática de las condiciones externas y bajo la continuación de las políticas expansionistas actuales, vemos un aterrizaje cercano e inevitable para [la economía] del país”, detalla el informe.

La firma apunta a que la economía boliviana puede continuar recurriendo a los mercados internacionales, “pero el aumento de la deuda pública será claramente insostenible y el intento de mantener un tipo de cambio sobrevalorado probablemente genere más pérdidas en las reservas (internacionales)”, matiza.

BANCO CENTRAL

Al respecto, el presidente del Banco Central (BCB), Pablo Ramos, remarcó que el Gobierno mantendrá la estabilidad cambiaria del dólar estadounidense frente a la moneda nacional, porque no se siente un impacto decisivo en Bolivia de los países de la región que están en crisis.

Ramos subrayó que la política cambiaria se mantendrá, porque además las devaluaciones siempre impactan de manera negativa a la población.

SE TIENEN “BUENOS VIENTOS”

Por el momento, la economía de Bolivia sigue con buenos vientos. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe y el Fondo Monetario Internacional estiman que el PIB de este país crecerá entre 3,9% y 4% en 2018.

El Gobierno de Bolivia es más optimista, ya que apunta que la economía crecerá 4,7% este año. Sin embargo, “una desaceleración en la demanda de gas de Argentina y Brasil podría comenzar a frenar el crecimiento del país”, apunta la firma.

En cuanto a la inflación, sigue siendo baja por ahora. En 2017 se situó en 2,7%, “debido a una tendencia al debilitamiento de los precios de los alimentos y de las importaciones”, precisa Torino Capital. Las previsiones recogidas por la firma apuntan que para este año el aumento de los precios superará el 3% y en 2019 alcanzará al 3,5%.

DEUDA PÚBLICA

“La deuda pública se encuentra todavía en niveles moderados, lo que da a las autoridades espacio para ajustar las políticas más gradualmente”, detalla la firma. Por otro lado, insiste en que “el Gobierno es consciente de los riesgos de la estrategia actual, pero pretende esperar que proyectos de inversión a gran escala aumenten la productividad y proporcionen rendimientos lo suficientemente altos, como para salvaguardar el crecimiento y la sostenibilidad fiscal a largo plazo”.

Bolivia es “altamente dependiente de la exportación de recursos naturales”, rememora Torino Capital y da varios datos. Desde mediados de la década de los 80, el gas natural ha sido la exportación más relevante, al representar más de la mitad de los ingresos totales.

En concreto, en 2017 el país exportó gas natural por valor de 2.600 millones de dólares, zinc por 1.400 millones de dólares, oro por 1.000 millones de dólares, plata por 638.000 dólares y soja por 573.000 dólares.


---------*---------
Scroll to Top