Administrativos amenazan con renuncia colectiva

Directores y administrativos de los centros dependientes de la Regional La Paz de la Caja Nacional de Salud (CNS) amenazaron con presentar renuncia colectiva, por falta de “seguridad jurídica, laboral y atropellos” anunció el administrador del ente asegurador, William de la Barra.

La medida la adoptarían en caso de persistir los “atropellos y vulneración de derechos constitucionales”. El anuncio ha sido formulado por directores, administrativos y jefes de servicios de todos los centros de la Regional de La Paz.

Como anticipo,determinaron declararse en estado de emergencia, argumentando haberse roto la “seguridad jurídica, vulnerando todos los principios constitucionales del debido proceso, derecho a la defensa material y presunción de inocencia”.

NO ENCUBRIRÁN

No obstante, los funcionarios del principal nosocomio del ente asegurador afirmaron que no apañaran ni encubrirán ningún hecho de corrupción, por lo contrario manifestaron su compromiso de colaborar en las investigaciones para dar con una verdad objetiva.

A través de un voto resolutivo de la Regional La Paz, se expresó, asimismo, el apoyo incondicional al director del nosocomio, Dr. Carlos Ibañez, y a los trabajadores, “quienes fueron enmanillados y encarcelados como cualquier delincuente en flagrancia, sin considerar que fueron los primeros en denunciar las irregularidades”, añade el comunicado.

MÁS DE 3.000 MUESTRAS

De la Barra aseguró que en el Hospital Obrero se deberían realizar más de 30.000 muestras mes (muestras de sangre, rayos X, ecografías, biopsias etc.) lo que supone una dificultad para que el Director lleve a cabo un estricto seguimiento a aquello.

Manifestó su preocupación por la actual ausencia de un director en el Hospital Obrero, además que como resultado de lo sucedido afirmó que nadie quiere asumir el cargo. Detalló que fueron invitados más de ocho profesionales para que asuman el cargo y que nadie quiso asumir el compromiso.

Afirmó que la Unidad de Patología se encuentra suspendida desde hace una semana y alrededor de 2.000 muestras están pendientes de ser procesadas.

En ese marco, la autoridad afirmó que dentro el nosocomio se presentaron anomalías en otras unidades (Banco de Sangre), que al momento sus integrates enfrentan un proceso administrativo, y que en ese caso los responsables serán retirados o removidos del cargo.

De la Barra aseguró que el encontrar este tipo de casos ayuda a mejorar los servicios de salud, pues permiten ajustar las medidas de control. Precisó que una vez por año en el Hospital Obrero se realizan auditorías y que, pese a ello, no se pudo identificar el desvío de insumos para el uso de particulares.

BUENOS TRABAJADORES

Entretanto, el secretario ejecutivo de la Federación Nacional de Trabajadores de la Seguridad Social (Fensegural), Boris Villa, aseguró que sus integrantes no permitirán que lo ocurrido manche la dignidad de los buenos trabajadores y en especial de la institución.

Asimismo, exigió una investigación profunda, para que se responsabilice y se sancione a las personas que cometieron los delitos. En ese marco, pidió el correcto trato a otros que deben ser investigados. “No puede tratarse a un director de un hospital como si él hubiera generado esos delitos”, dijo.

Afirmó que la federación a la cual representa desconocía de lo suscitado en dicho nosocomio y que la denuncia del hecho fue manejada internamente por parte de las autoridades. Sin embargo, afirmó que recibieron denuncias del servicio de Imagenología en Santa Cruz con características similares a los de La Paz, los que fueron ya dados a conocer al Gerente General de la entidad aseguradora.


---------*---------
Scroll to Top