Administrador admite desorden en Terminal Interprovincial

   El administrador de la Terminal Interprovincial, Ramiro Chugar, admitió la existencia de desorden y descontrol en esta dependencia, debido a la falta de normativas para garantizar el funcionamiento de la infraestructura ubicada en Villa Esperanza.

DENUNCIA

Vecinos del mencionado barrio denunciaron que los transportistas no cumplen con el proceso correcto de carga de pasajeros, ya que muchos de ellos usan el playón próximo al puente Río Seco para llenar sus vehículos y así continuar con su ruta.

Asimismo, aseguran que existe un total desorden en las salidas y que se carece de un cronograma que determine los horarios correspondientes.

“Lo que sucede es que algunos malos transportistas siempre están pendientes de lucrar cuanto más pueden y es por eso que evaden el control de la puerta de salida de la Terminal, aun estando sin los pasajeros completos. A pesar de conocer que esta actitud está prohibida, toman el playón como una parada improvisada, perjudicando, en muchas ocasiones, a transeúntes ocasionales y a los mismos minibuses de transporte urbano”, afirmó Chugar.

Según las declaraciones del Administrador, la falta de efectivos policiales designados a la Terminal impide ejercer un control correcto a la salida de los minibuses, por lo que muchos de los vehículos salen de la dependencia sin el número correcto de pasajeros.

Otro de los principales motivos por el que se utiliza el playón, según Chugar, es brindar una mayor comodidad a los pasajeros, quienes, al tener que transportar bultos y carga prefieren esperar a los motorizados en este sector del puente de Río Seco, violando así las normas y disposiciones municipales que impiden el asentamiento de paradas del transporte interprovincial en las calles de la urbe alteña.

Cabe destacar que esta falencia no es controlada por personal de Tránsito ni por dirigentes de los propios sindicatos de transporte.

CHOFERES

Consultado sobre el tema, el secretario Ejecutivo de la Federación del Transporte Interprovincial (Fetrain), Germán Cerda, señaló que uno de los principales problemas para que se registre este desorden en la Terminal Interprovincial es el horario de apertura de la dependencia, ya que, por las mañanas, abre sus puertas a las 05:30 de la mañana y por las noches es cerrado a las 20:30.

“Para nosotros, el horario de apertura es muy tarde, debido a que existen sindicatos que viajan desde más temprano y como a esa hora todavía la Terminal se encuentra cerrada, de manera obligada nuestros afiliados deben utilizar las inmediaciones del predio o el mismo playón para acoger pasajeros. Esa actitud de los horarios es netamente responsabilidad de la administración”, explicó Cerda.

Por otro lado, aseguró que si, a partir de las 07:00 de la mañana, algunos transportistas ingresan a la terminal y posteriormente salen con dos o tres pasajeros, la falla está en la falta de control policial en la puerta de salida, donde, según el dirigente Cerda, los uniformados deberían regular a los motorizados.

POLICÍA

Al respecto, el teniente Dorian Contreras de la Cruz, encargado del control en la Terminal, dijo que uno de los principales problemas para que no se abarque un control eficiente es la falta de efectivos del orden, ya que actualmente sólo tres guardias están a cargo de este trabajo.

“Los efectivos con que contamos ni siquiera son exclusivos para la Terminal, sino son policías que pertenecen al Organismo Operativo de Tránsito (OOT). Además, las condiciones en las que trabajamos son precarias, por lo que no existe la posibilidad de aumentar un mayor número de efectivos policiales”, explicó el uniformado.

CONGESTIONAMIENTO

Entretanto, la parada improvisada de los transportistas interprovinciales genera congestionamiento en el puente Río Seco y la avenida Juan Pablo II.

Esta actitud molesta en gran medida a los usuarios, quienes deben caminar varias cuadras para poder llegar a su destino sin que ninguna autoridad resuelva el problema.

El diario.


---------*---------
Scroll to Top