fbpx

60 años del legado de la familia Yaffar: La Francesa

La Francesa cumple 60 años en su afán de alimentar de la mejor manera a los paceños y bolivianos. Todo comenzó en 1958 cuando Mario Yaffar Corrales y Amanda de la Barra de Yaffar decidieron dar el salto de ser una panadería familiar a convertirse en una empresa panificadora industrial, que cada día sigue avanzando pese a las dificultades.

Ximena Yaffar de la Barra, una de las herederas del legado de la Francesa y actual Gerente Comercial de la industria panificadora, explica “nuestro reto y meta en estos años es mantener nuestra calidad y seguir creciendo para mantener un compromiso con nuestro clientes de siempre darles lo mejor”.

La empresaria sostiene que como en toda industria hubo tiempos difíciles y tiempos excelentes, pero en La Francesa siempre se trabajó con una sola consiga: La de mantener la calidad para la satisfacción de los cientos de miles de personas que cada día buscan un producto de la empresa para alimentarse con la seguridad de consumir un buen producto.

Yafar indica “para una industria que comenzó de cero y va creciendo cada día con mucho sacrificio, es un reto mantener su calidad, porque no solo es nuestra voluntad, pues también juegan otros factores externos, pero igual para nosotros como industria y familia estará siempre dar lo mejor a Bolivia”.

La ejecutiva reflexiona “nuestra industria ha recibido muchos premios en el exterior y en Bolivia, pero para nosotros nuestro mejor reconocimiento es la satisfacción de cada uno de nuestros clientes”.

Al referirse a los 60 años de La Francesa asegura que “nosotros somos una segunda generación, pero esperamos que sigan con esta industria las siguientes generaciones”.

LA PAZ/Fides