273 migrantes irregulares ingresaron al país en un mes

Entre el 9 de octubre al 9 de noviembre, al menos 273 ciudadanos extranjeros ingresaron al país de manera irregular, la mayoría de estos de nacionalidad peruana y haitianos en tránsito hacia otros destinos, como Chile y Brasil, entre los más frecuentes, según el informe presentado por la directora general de la oficina de migración, Yanet Senzano.

Durante la última semana, el control desplegado en varias zonas de la frontera con Perú logró detectar al menos 78 casos de ciudadanos extranjeros que lograron cruzar la frontera de manera irregular, de los cuales 47 fueron descubiertos en el segundo filtro de ingreso a La Paz, la tranca de Laja. A pesar del control se verificó que 12 ciudadanos permanecían en el país de manera ilegal, algunos con problemas de identificación encontrados en alojamientos y hostales.

Con relación al ingreso de ciudadanos de nacionalidad haitiana, durante el último mes se verificó 197 casos de los cuales sólo dos gestionaron visa migratoria. El registro de control da cuenta que el 78 % de los casos de ingreso irregular al país se efectúa por Desaguadero, en mayor porcentaje son ciudadanos peruanos, además de colombianos, venezolanos, cubanos y haitianos.

“Este fin de semana se ha desplazado un equipo de control migratorio para intensificar los operativos a nivel nacional. Dentro de este plan nacional se fortaleció el control en el norte de la ciudad de Santa Cruz, municipio de Pailón,(…) logrando 17 importantes casos la mayoría de nacionalidad brasileña”, refirió la autoridad de migración.

La extensa frontera del departamento de Santa Cruz, no sólo con Brasil, requiere ejecer un intenso control, a pesar de los esfuerzos no siempre es suficiente, explicó Senzano. “Hemos detectado casos muy importantes y la mayoría de ellos hemos reportado a la instancia que corresponde a fin de no entorpecer los procedimientos”, puntualizó.

Este control de la Policía de Migración también fue intensificado en Extrema, Cobija Pando, San Lorenzo, cerca de la frontera con Perú, en el norte del país.

Otra ruta con importante flujo de ingreso al país, también de manera ilegal es Pisiga, zona donde hace un mes fueron reforzados los operativos migratorios y puntos de control.

Por otra parte, el registro histórico sobre el ingreso de ciudadanos haitianos al país da cuenta de 100 personas en promedio, indicador que durante las dos últimas semanas mostró cifras inferiores a 60 personas.

Con relación al Decreto de amnistía para la regularización de trámites de ciudadanos que aún residen ilegalmente en el país, la Dirección General de Migración (Digemig) resolvió prestar la mayor colaboración posible a los interesados en resolver su situación dentro la legalidad, además de ampliar los horarios de atención en control migratorio.

Ante la proximidad de las fiestas de fin de año, Senzano anunció que los mecanismos de control en terminales aéreas y terrestres de frontera serán reforzados.

Las acciones de control migratorio, en coordinación con la Policía Internacional (Interpol), destacará varios contingentes de uniformados a fin de evitar que los denominados “coyotes andinos” burlen las fronteras con el tráfico ilegal de personas.

Grupos delictivos que cobran entre Bs 1.500 y Bs 5.000, dependiendo de su destino, por cada víctima para hacerles ingresar y cruzar territorio nacional. El informe migratorio identifica a Desaguadero, Laja y Guaqui como las de mayor riesgo desde donde se desprenden hacia otras rutas clandestinas.

“Los coyotes cumplen con los requisitos para ingresar al país legalmente, lo que ellos hacen es proporcionar documentos adulterados o falsificados para facilitar el ingreso de extranjeros. Estamos fortaleciendo el control migratorio en todas las fronteras del país, sobre todo por la época alta de fin de año que ya empieza”, apuntó Zensano, en recientes declaraciones públicas.

El Diario